06 abril 2017

CANCIÓN CORAL EN LA CHOPERA



En el atrio del río,
donde la tierra está lamida
de consecutivas avenidas
estacionales,
un coro de álamos
elevan salmos de alabanza
a los cielos
y se hacen puntos suspensivos
allá donde la vista
se hace mancha borrosa
y quiere adivinar
vuelos de ánimas incorpóreas
que encintan loas polifónicas.

En plena desnudez,
apiñados como monjes orantes,
enjutos y sin artificios,
una robusta blandura blanca
hace arpegios gloriosos
que cantan las virtudes
de una naturaleza
que mira a lo alto
y en las alturas
pone toda su esperanza.

16 comentarios:

  1. La música se eleva, buscando el aire desde la altura, como los chopos del río. Buena comparación.
    Un abrazo, poeta Francisco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Cayetano por dejar aquí tu opinión.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. ...Mi🎼Natural'r'eza.

    🌹

    ResponderEliminar
  3. Canción echa poesía o poesía convertida en canción. letra y música se alza al cielo, transmitiendo un mensaje de paz....espero que llegue hasta el corazón de los hombres, derritiendo el odio y el resentimiento.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo general siempre hablo al corazón del hombre; Cierto que no llega a mucha gente, pero a quienes llega es gente principal para mí, como tú.

      Besos.

      Eliminar
  4. Preciosa imagen.
    Tus letras... la unión entre divinidad y naturaleza, con el privilegio de vivirlo y la generosidad de compartirlo para darnos luz.
    Un abrazo de anís.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En esta ocasión, primero fue la imagen y sobre ella nació el poema. Parece que se elevan al cielo en oración.

      Un abrazo anisado.

      Eliminar
  5. Una poesía un poco culterana ¿no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi cultura no es muy vasta. Qué más quisiera que parecerme a tu paisano don Luis.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  6. Esos árboles miran al cielo y nos invitan a orar y agradecer con ellos la vida, Francisco...Tu poema, merecido homenaje a la naturaleza, se alza con ellos en unión mística y espiritual...Muy bella imagen y versos.
    Mi felicitación y mi abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al igual que los árboles, también te agradezco a ti que me leas con ese alza de miras, como es costumbre en ti.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  7. Los árboles inspiran al poeta en su elevación hacia el cielo y su sentido ascensional. Ellos pueden tocar con sus dedos de ramas el cielo infinito, la divinidad inaprensible para el hombre.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta tu comentario tanto como mi poema, Carmen. En verdad, los dos contamos lo mismo. Muchas gracias.

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. los árboles son muy especiales, y cuando están desnudos y parece que suplican...
    ¡Aplausos, don Paco!

    Besos.
    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué grande eres conmigo, Edurne! Gracias por tu comentario y por este cariño recíproco.

      Besos.

      Eliminar