29 abril 2016

LA VENTANA



La ventana no tuvo anoche sueño
y se quedó entreabierta,
como quien opta con dudas
y no sabe si va o regresa;
por ella se filtraba la brisa
y se hacía presente el rumor
del mar en la música salobre.

La mar. La mar tras el postigo
cada día; la mar sugiriendo
el mundo
y sus encuentros imposibles:
Cariátides en Cuzco
y aztecas en el Peloponeso.

La ventana se quedó entreabierta
y por ella entraban y salían
sueños anillados de viejas lecturas.

10 comentarios:

  1. Me gustan las ventanas entreabiertas, airean la vida.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo Yo debe permanecer al menos entreabierto: es el único medio de impregnarse de lo ajeno, de lo que viene de afuera.

      Un beso.

      Eliminar
  2. Jamás cierro las ventanas y si he de hacerlo por el frío, las persianas están siempre subidas dejando al viento llamar o a la lluvia llorarlas.
    La luz, buscan la luz las casas, necesitan de ella hasta en las noches bajo la luna, más si el rumor del mar las arrulla.
    Perdona, me ha salido esto leyendo tu precioso poema.
    :/
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No pidas perdón, Marinel, mejor sigue comentando en esa brillante línea.

      Besos.

      Eliminar
  3. Pura magia son las ventanas que nos conectan con el mundo exterior. Y si es el mar lo que dejan ver, entonces el deleite es perfecto.
    Hermoso y sereno poema, Francisco.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Serenamente gracias, Isabel. Muchísimas gracias.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Muy sugerentes estos versos tuyos.
    El mar invita al encuentro. Solo entiende de distancias, no de banderas. La ventana abierta es un puente mágico que nos involucra en ello. Soñar despierto es una buena terapia ahora que por todas partes crecen las fronteras.
    Un abrazo, Paco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Cayetano, por tu sabroso comentario.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Hasta las ventanas tienen sus dueños y utopías. Es un poema espectacular.
    Un beso más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espectacular, Sara, es que hayas leído todo lo pendiente y te hayas molestado en comentar uno a uno.

      Besos.

      Eliminar