20 marzo 2016

LA BORRIQUITA



Un jumento lanudo y rucio, enjuto,
de orejas enhiestas
y caminar cansino y firme.
“El Señor lo necesita”;
fueron palabras de rúbrica
para un contrato de cesión
sin contrapartida.
Cruzó el Cedrón
sin mojarse los pies a gritos de
“¡Hosanna! ¡Hosanna!”
y ramas que se agitaban victoriosas
blandiendo aromática clorofila:
“¡Bendito el que viene
En el nombre del Señor!”
Y la chiquillería
de inmaculados capirotes
le hace cortejo efímero y alborozado
por las estaciones de calles y plazas.
Ayer.
Mañana.
Hoy mismo;
antes de que se oscurezcan
los ecos de júbilo de la masa amorfa,
le volverán la espalda
mientras carga el madero
donde clavará tus afrentas y mis culpas,
y le dejarán solo y enmudecido
como sordas y desnudas piedras del camino.

10 comentarios:

  1. Esperemos que el agua se comporte este año y puedas disfrutar de las procesiones junto a mis paisanos. Yo saldré un par de días, pero cerquita.
    Un abrazo, Paco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dudo que hoy salga alguna a la calle con la manta de agua que está cayendo en estos instantes. Habrá que tirar de la memoria.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Acabo de oír en la radio que está lloviendo en Sevilla, entonces me temo que este día azul y soleado que ha amanecido en Granada irá desapareciendo conforme vaya avanzando la jornada.

    Un abrazo y una buena Semana Santa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me temo lo peor, Emilio. Esta pasada madrugada me despertó la lluvia y continúa en estos momentos. El Servicio meteorológico prevé agua hoy y mañana. Habrá que esperar.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Tenemos tendencia a olvidar con excesiva celeridad...pero eso no quiere decir que no se sienta en el momento de apogeo y los niños son la alegría de cualquier lugar y como en este caso, de cualquier procesión.
    :)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más que el comentario en mi blog, Marinel, me gusta saber de ti, que tienes ánimos para andar brujuleando por las páginas.

      Un beso.

      Eliminar
  4. Me encanta tu poema, Francisco. Imagino cómo de triste se sentirá el Cristo viendo como la gente se olvida de él y su mensaje momentos después de homenajearlo clamorosamente por las calles. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, Juan, por tu comentario´

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Un pasaje que pone de manifiesto lo voluble del ser humano.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así somos, y es bueno reconocerlo. Quien no se identifica en los errores difícilmente cambiará de actitud.

      Besos.

      Eliminar