23 enero 2016

UNA RACIÓN DE AMOR



Una ración de amor tengo en reserva.
CARI JIMÉNEZ

Nunca es desmesura
lo que tanto apetece
después de un desencuentro.
En su punto,
ni muy hecho ni crudo;
crujiente, como el apetito
que me abanica el alma
con aromas exóticos;
a punto de sal,
como la que derramas
al pendular de tus caderas
cuando aprueban y deniegan;
con largueza, como la agonía
de un abandono famélico
que espera saciarse
en brazos de la amada.
Por guarnición, ponle una sonrisa,
mejor un sí trisilábico y un guiño,
y un ramillete de requiebros
adornando el fondo del plato;
tan sólo no ser solo:
una ración de amor.

20 comentarios:

  1. Vuelta y vuelta, con pocas especias, solo las justas.
    Me gusta este libro de cocina.
    Un abrazo, Paco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy esperando a ser servido; si acaso la ración es abundante... pero no, el amor no se comparte, salvo en películas trasnochadoras.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Francisco, veo en tu poema un original encuentro con una gracia andaluza muy especial...Y es que a veces, no son necesarias las palabras, tan sólo un plato apetitoso y un gesto amoroso para equilibrar las emociones...Muy bueno, amigo.
    Mi abrazo y mi cariño.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para contar, el relato; siempre entendí la poesía como un medio de sugerir más que de contar sílabas y rimar. Tal vez por eso este resultado.

      Besos.

      Eliminar
  3. Me encanta tu poesía, Francisco. Como aprendiz que soy, admiro al maestro de la palabra. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Juan, pero no tomes por maestro a e.ste atrevido que juega con las palabras.

      Un abrazo

      Eliminar
  4. ¿te parece poco?, yo con una tapita de ese amor me conformaba.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El amor es insaciable en apetencia; por tanto, no piensa en tapita, sino en banquete.

      Besos.

      Eliminar
  5. Eres genial amigo , genial. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya no tengo tan mal genio, la edad me está dulcificando.

      Besos.

      Eliminar
  6. Una ración de preciosura. ¡me encantó !
    Mi compu anda como yo, un día bien y otro "como la mona"
    Apapachos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo tiene arreglo: la compu al técnico y nosotros al médico; ella tiene repuestos, nosotros no.

      Apapachos.

      Eliminar
  7. Que nunca falte en la mesa una ración repleta de amor....es fundamental en la vida.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso mismo creo: la energía vital es el amor.

      Besos

      Eliminar
  8. El mejor plato que puede haber...
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Zamarat. Que no te falte nunca este alimento del alma.

      Besos.

      Eliminar