19 noviembre 2014

NUBES

Fotografía de Cayetano Gea Bermejo


Nubes grises,
nubes negras,
nubes blancas,
los estratos y los cirros...

Todas son como los sueños,
como gestiones truncadas
arrastradas por el viento,
que un día se hacen lluvia
y se escapan por los ríos
caminito de la mar,
para volver a ser nubes,
para volver a soñar.

26 comentarios:

  1. Todo queda atrapado en un ciclo que se repite eternamente.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Francisco, lo importante es poder y saber soñar en este mundo. Es bueno que siga habiendo nubes de distintos colores, al igual que lo hay de distinto color de piel.
    bello poema de las inclemencias del tiempo.
    Saludos y abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdadera vida es aquella que soñamos, la que nos ilusiona y nos invita a progresar en lugar de quedarnos en la monotonía insípida del día a día.
      Besos.

      Eliminar
  3. Pero qué bonitas son las nubes de tus versos, yo las veo del color de la esencia de tu alma porque queda transcrita con tus letras en este precioso poema, azuladas, anaranjadas, ilusionadas.

    La fotografía es bellísima.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y qué bonitos tus ojos de cerezas cuando me lees.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Pues sí. La naturaleza, a veces, da pánico. Una noticia, Emilio: mañana salgo por la tarde para Granada. Me hospedo en el hotel Alixares, donde el sábado por la mañana tendrá lugar el III Encuentro de Poetas Andaluces de Ahora. Si te apetece puedes acudir al evento en uno de los salones del propio hotel el sábado.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Lass nubes nos hacen soñar y sobre ellas creamos mundos imaginarios, poblados de dragones y de seres fabulosos.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El hombre hace leyenda y mitología de todo lo que le es desconocido, pero elementalmente, las nubes son una de las fases del agua. Así de burdo, pero así de elemental y maravilloso.
      Un beso.

      Eliminar
  6. Casi una canción, y deliciosa. ¿Quién no se queda embobado mirando el discurrir de las nubes y las formas caprichosas que adoptan? Estar en las nubes, soñar...
    Un abrazo bien grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, Isabel, esas formas caprichosas, siempre distintas; a veces amenazantes y otras plácidas, pero que invitan a seguirlas en sus desplazamientos.
      Un beso.

      Eliminar
  7. Bonitas estrofas. Me gustan las nubes, las admiro porque siempre vuelven y de forma diferente.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Katy, por tu opinión. Ciertamente nos resultan mágicas por sus formas, sus colores, sus movimientos...
      Besos.

      Eliminar
  8. Ojalá todas las cosas en este mundo fueran como los sueños que día a día nos das, amigo Francisco. Enhorabuena y gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bonito, Ángel, qué bonito!
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  9. Hola Frascisco, así es la vida, un ciclo donde va rodando todo y repitiendo como ese caminito al mar, donde las nubes se vuelven a formar y como no sin dejar de soñar, eso que no falte nunca amigo, muy bonito el poema:)

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Piruja mía. Gracias por ser siempre encantadora conmigo.
      Besos.

      Eliminar
  10. Una absoluta divinura. Los versos se te dan como mares de espuma, a borbotones. Este poema es belleza y ternura desde la primera palabra hasta la última. Me lo llevo. Es mío.
    Mi cuaderno está de fiesta. El final es un collar de jade.
    "para volver a ser nubes
    para volver a soñar " me fascina.
    Como sé que te gusta Neruda, te dejo un regalito:

    "Contigo, el mar , la vida,
    cuanto soy, cuanto doy y cuanto canto
    esta materia
    amor, la tierra
    el mar,
    el pan, la vida. "
    Pablo Neruda.

    Acaba de salir Pablo Neruda.
    Tus pies toco en la sombra y otros poemas inéditos.

    Apapachos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No imaginas lo feliz que me haces cuando te apropias de algo mío. No hay piropo más acertado que ese. Gracias por el regalo nerudiano.
      Apapachoos.

      Eliminar
  11. Nubes que muchas veces van acompañadas de agua, como las que la semana pasada nos pudimos encontrar viajando por las provincias de Zamora y León.

    La lluvia sacia la tierra de agua y es fuente de vida, pero esa misma lluvia que tanto beneficio produce puede originar una desgracia. Un compañero de viaje cuando íbamos caminando por un sendero en Las Médulas al tratar de esquivar un gran charco dio un tremendo resbalón que le hizo abandonar el viaje y volver de nuevo para Córdoba donde allí fue ingresado en el hospital, la mala fortuna hizo que se rompiera la tibia y el fémur...esa fue la nota negativa de la lluvia y del viaje.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto cuanto dices. Lamento muy sinceramente lo de tu compañero de viaje y ojalá se recupere cuanto antes.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  12. Siempre me llenás el alma Francisco. Ya lo estoy repartiendo/compartiendo. . . Y como siempre, desde Buenos Aires, te abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Hoy en mi cielo las hay de todas formas y colores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdona el retraso. Esta noche ha comenzado a llover en Sevilla, una de las fases del ciclo.
      Besos

      Eliminar