20 enero 2014

VENTANA ABIERTA

Alguien, no sabemos quién,
ha dejado la ventana abierta
y ha racheado
una estrella polar, gélida
como unas manos frígidas
que saludan inapetentes,
como los tiritones
de una camada canina
abandonada de su madre.


El mundo es muy diverso:
unos pasan hambre
mientras otros se sacian,
unos no dejan de llorar
mientras otros se divierten;
en el hemisferio sur se abrasan
y yo me abrazaría a un tizón
sin miedo a las quemaduras
que suturaran este frío intenso
que me paraliza.

Alguien, no sabemos quién,
ha dejado la ventana abierta
y la ventisca
me ha helado el esperma de tinta.

49 comentarios:

  1. ¡Ay Dios ...! cómo me gustan las ventanas abiertas !! En este caso no. corren el riesgo de congelarse. Me resulta difícil pensar en tu frío porque acá estamos incinerándonos.
    Mi cabeza siempre es una licuadora , pienso una cosa y al vez otra y otra. Por ejemplo creo que eres EL MEJOR POETA. Me enamoran tus versos , son mágicos se llevan al lector con ellos.
    " en el hemisferio sur se abrasan
    y yo me abrazaría a un tizón..." no es buena idea, no te lo aconsejo .
    ¡APAPACHOS !!
    Que tengas una linda semana ! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sé que eres una persona muy instruida y leída, pero en este caso se te fue el corazón por el rebosadero: sabes que sólo hago pinitos mediocres, suspirillos que quieren ser líricos.
      Apapachos.

      Eliminar
  2. Es así, francisco unos tienen la ventana abierta y otros parece que cerradas, aquí tenemos una ola de calor que no nos deja respirar.
    La balanza de la vida nunca esta equilibrada, en ningún sentido amigo mío.
    Tu tinta no parece helada a juzgar por tan bonito retrato que has hecho del frio que tienes jaja.
    Cariños….

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto el desequilibrio, Oriana, pero ahora se está haciendo cada día más pronunciado.
      Besos.

      Eliminar
  3. Pues déjalas abiertas, Paco, a ver si el aire fresco nos renueva y purifica todas las miasmas que nos rodean. Un abrazo desde mi mejana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, hace falta renovar el ambiente y cambiar de aires.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Sí...y el helor entra a raudales, ese frío que hiela el alma y la llena de impotencia, rabia tiritona y dolor de dientes de tanto apretarlos...
    El mundo cada vez tiene menos resguardo.
    Besos, Fancisco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mundo cada vez es más frío e inmoral.
      Besos.

      Eliminar
  5. Hola Francisco, así esta el mundo de mal repartido, unos mucho y otros nada por decir algo, esa ventana abierta y dejando entrar ese helor hace que cada vez se nos hiele mas el corazón y no sintamos las cosas como deberíamos, ese helor hace que veamos que los que no tienen nada como que es algo ya casi normal y eso no es, nosotros tenemos corazón y ese corazón debe cerrar esa ventana para que la ventrisca no nos hiele ya lo poco que nos queda.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque pueda parecer un batiburrillo, ha querido hablar de los muchos desequilibrios. Por lo general, miramos el mundo desde nuestro punto de vista y Europa ocupa el centro de la tierra, pero eso no es cierto: el Sur también existe y allí son mayores las desigualdades.
      Besos.

      Eliminar
  6. Habrá que cerrarla, no sea que entre el frío y las miserias se nos cuele también algún sinvergüenza de traje y corbata y se nos lleve lo poco que nos queda: la esperanza.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En Burgos, quien lo diría, una tierra bien fría, han conseguido un gran logro: no perdamos la esperanza. Ellos nos manejan, pero el pueblo tiene la llave que da acceso a los escaños.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. La ventana abiertas siempre. Que si escuchamos llorar podamos ir a consolar y si nos reímos que lo podamos compartir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Genial, Ester! ¡Qué gran aportación has hecho!
      Un beso.

      Eliminar
  8. Acabo de escuchar en la radio, que solo los 8 más ricos del mundo tienen más renta que varios cientos de millones de pobres. ¡¡Menuda mierda de reparto!!.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que cada millonario necesita lo que correspondería a millares de personas: los mayorazgos son malos repartos, Emilio.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Uyuyuyuyuy... cuánto me cuentas:
    La riqueza mal repartida, te mueres de frío y no te nace nada para escribir porque se te congeló la inspiración (aunque esto último como que no me lo creo)

    Un abrazo Fco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres muy bella y generosa conmigo, Elena. Te haces querer.
      Un beso

      Eliminar
  10. Pues habrá que cerrarla de alguna manera. Lo malo es que hay muchas ventanas y las ha habido a lo largo de la historia. Y las hay en cientos de países, pero ahora también nos nieva en la cara.
    También hay manos tendidas que ayudan, que acogen, que reparten y hasta cierran ventanas..
    Bss y buena semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustan estos últimos, los que ayudan a los que están en fila.
      Besos.

      Eliminar
  11. Querido amigo Francisco.
    Habrán podido dejar la ventana abierta, y no importa quién, la imagen es preciosa, pero con el calor de tu corazón, no se congela el amor, y cuando la primavera llegue, por esa bella ventana abierta se filtrará la dulce brisa, que la vida acaricia.
    Ya ves, yo he cerrado mi ventana la abriré en primavera, y nada por ella entra, ni los sueños, esperanzas o quimeras, hay momentos en la vida en que cerramos la ventana al dolor, pero tampoco la alegría entra.
    Una buena semana y un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo más importante de todo es darnos calor los unos a los otros. Me viene a la mente la imagen de una colonia de pingüinos en el polo sur y están arremolinados unos a otros para darse abrigo; sistemáticamente se van turnando para que se calienten los que ocupan el anillo exterior. Tal vez debamos aprender algunas lecciones de la naturaleza.
      Besos.

      Eliminar
  12. Cuando alguien se va de nuestras vidas, debería dejar puertas y ventanas bien cerradas, pero casi nunca sucede. Lo bueno que es siempre hay alguien dispuesto a abrirlas cuando ya se ve el sol.
    Un abrazo, amigo.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Humberto. Lo bueno de las ventanas es que son practicables, que abren y cierran; abramos para cambiar lo viciado, para compartir, y cerremos para evitar las corrientes de aire.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Esa ventana abierta nos invita a mirar varias perspectivas e interpretaciones...A ti te gusta eso, Francisco...En este caso entra el frío helado, pero también oímos tu voz y la de otros que se quejan, invitándonos a acercarnos y dejarles nuestro apoyo, nuestro aliento y nuestro calor...Cuando el alma se calienta el cuerpo respira profundamente y consigue el equilibrio...Te dejo mi felicitación y mi abrazo inmenso por tu creatividad y buen hacer.
    Feliz semana, Francisco.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustan las perspectivas. La mirada no es lineal ni lo es la lectura, cada uno puede interpretar algo distinto y no hay más que leer los comentarios. Tú sueles leer en panorámica y ves todos los ángulos. ¡Felicidades y gracias!
      Besos.

      Eliminar
  14. Abrazos cálidos para mitigar el frío que entra por la ventana esa que alguien dejo abierta.
    Un feliz semana mi querido Francisco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Unos brazos que acogen y dan calor es como una bendición del cielo, Betty.
      Besos.

      Eliminar
  15. Hola Francisco, bueno mejor que las ventanas estén abiertas y que corra el aire fresco y renovado. Los vienes del mundo están muy mal repartidos. Unos nadan en la riqueza mientras otros se ahogan en la pobreza. Unos muertos de frío, mientras otros se achicharran de calor. Esperanzas para que venga un mundo mejor. Aunque creo que venir no va avenir si no lo hacemos nosotros mejor.
    Que no se te congele esa tinta de esa pluma para que puedas seguir escribiendo poemas bellos. Un abrazo de osa polar enorme para darte calor humano, de una humana.
    Saludos y besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cuanto al mal reparto de los bienes, he oído en las noticias que "85 personas acumulan tanta riqueza como 3.570 millones de pobres del mundo", lo que significa que cada muchimillonario necesita 42 millones de pobres para poder acaparar. Esa es la ventana por la que nos entra un insoportable frío gélido.
      Muchas gracias, Isa.
      Besos.

      Eliminar
  16. El mundo está lleno de contrastes. Los de la naturaleza no se pueden cambiar (se pueden poner parches al frío como abrigarse o poner la calefacción, pero fuera seguirá nevando); los que impone la sociedad sí.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues de eso es lo que hablamos, Carmen, de lo inamovible y de lo impuesto.
      Un beso.

      Eliminar
  17. Frío o no frío, ese es el dilema, diría el clásico leyendo tu poema.
    Desde Gran Canaria un saludo caluroso para los de acá y de benigno frío para los de allá.
    Ángel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú, Ángel, estás en el término medio; más al sur el calor es agobiante y más al norte el frío congela. Esta sociedad se está quedando en los extremos y haciendo desaparecer a la clase media.
      Un abrazo.

      Eliminar
  18. Ciérrala,porque entra una rasca....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces necesitamos ayuda para cerrar la ventana o para abrir la puerta; nos necesitamos unos a otros para poder llevar una vida más digna.
      Besos.

      Eliminar
  19. Déjala abierta, nunca se sabe, ta vez en algún momento entre por ella la primavera o algún murmullo con noticias de equidad para el mundo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una buena propuesta, Rafael, tal vez sea muy acertado lo que propones, aunque es posible que en lugar de esperar fuera conveniente pasar a la acción.
      Un abrazo.

      Eliminar


  20. Compartir la vida nos hace más felices,
    compartir la alegría incrementa nuestra felicidad,
    compartir nuestras lagrimas libera nuestros sentimientos de un gran peso,
    compartir nuestros sueños nos brinda más posibilidades de alcanzarlos,
    compartir con los demás nos abre un mundo de posibilidades incalculables...
    Como incalculables son los aventajados latidos de las emociones,
    que diligentes parten a reunirse con las vivencias y rimas que tu intelecto
    ha expuesto para ennoblecer el espíritu de quienes las estamos leyendo.

    ¡Te deseo que disfrutes del comienzo de una maravillosa semana!

    Un abrazo besando las brisas
    Y un beso abrazando las sonrisas.

    Atte.
    María Del Carmen







    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo, María del Carmen, que es oportuno compartir lo bueno y también lo desfavorable.
      Besos.

      Eliminar
  21. No es momento para dejar la ventana abierta, si sobre todo, hay corriente.
    Me gusta esta apuesta que indaga más allá de los cristales para resaltar los contrastes de una vida que se nos antoja "desigual", dicho fino.
    Un beso Francisco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Laura. La ventana ha sido la excusa para abrir un poco la panorámica y ver algo más allá de nuestras propias narices.
      Un beso.

      Eliminar
  22. Yo te diría que cerraras esa ventana para que la ventisca no te hiele alma... pero quizá es como cerrar los ojos ante una realidad tan evidente que nos hace daño. Obviar lo que no nos gusta, no arregla nada!!! Quizá cerrar esa ventana y mirar a través de los cristales. Besos querido primo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vida que para nosotros se nos hace dura, es un sueño en otras latitudes, prima, así de paradójica es la vida. Nos quejamos de lo perdido y con razón, pero otros sueñan con la gloria de nuestros padecimientos. ¡Qué diverso es el mundo! ¡Cuánto calor, cuánto frío!
      Besos

      Eliminar
  23. El mundo es así de injusto. La codicia está en la naturaleza de muchos hombres. Es un problema el de las diferencias entre unos hombres y otros, ricos unos pocos, pobres los demás, sin solución. Unos ricos despojados de sus riquezas serán siempre sustituidos por otros que defenderán su posición con el mismo empeño que los derrocados. Pocos de los nuevos ricos recordarán dónde estuvieron antes. Para tratar de minimizar esto, eliminarlo es casi, quizás del todo, imposible.está la sociedad, también parte de nuestra naturaleza.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La única forma que tenemos de cambiar el mundo es cambiando nosotros sin esperar a que nadie lo haga, desde ese instante, al menos habrá cambiado mi forma de apreciación. Finalmente, la suma de voluntades habrá producido el cambio.
      Un abrazo.

      Eliminar
  24. El mundo está mal repartido, y el caso es que los que siempre tienen que llevar la rienda son los que tienen menos, la clase media, espero que los políticos algún día se den cuenta de que son los de arriba los que más tienen quiénes más deberían de llevar las riendas.

    Dejemos la ventana de par en par para que nuestros gritos lleguen muy lejos:

    ABAJO DESIGUALDADES, IGUALDAD PARA TODOS PORQUE TODOS VAMOS A IR AL FINAL AL MISMO SITIO.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La muerte es el único rasero que nos iguala, pero mientra exista el egoísmo, algo intrínseco al ser humano, pervivirán las diferencias.
      Besos.

      Eliminar
  25. Todo el calor de mi carino desde esta parte del planeta para que alejen ese infernal frio...besossssssssssssss

    ResponderEliminar