10 enero 2014

ODA AL CALENDARIO


A Ventana de Foto por la gentileza al dedicarme el primer mes del año.

A cada paso,
como una necesidad
de controlar
lo que nos falta por vivir,
el calendario
quiere ser la senda
por la que encauzar los pasos
de manera ordenada,
haciendo ciencia de la
cronología;
son pequeñas pisadas,
secuencias de la huella anterior
sin margen a lo anacrónico,
sino por la senda
de la linealidad
de lo previsible.
Con el aire de
cada uno de los días,
quiero llenar los pulmones
del pálpito amigo
que me ofrece
fragmentos de ti,
sumergirme en tu sombra
y ser diafragma
de tu mirada secuencial,
como olas del mar
que llevan y traen
restos del naufragio
del día anterior,
hasta vararse en la playa.
Es hermoso ver,
sentir y palpar
el correr de los días
y extender los brazos,
como velas al viento
para empaparnos
de lo salobre y lo dulce
del cada día,
sin temor a la caducidad
de nuestra vida,
esa que un día
se desentenderá para siempre
del calendario.

53 comentarios:

  1. Pues ya vamos, así como el que no quiere la cosa por tu día diez.
    Haz que tu mes no se nos haga muy cuesta arriba.
    Un beso y gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Tracy, por tus puntuales comentarios.
      Un beso

      Eliminar
  2. Ese calendario es lo que decía Machado "se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar".

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...y al andar se hace camino, amigo Emilio.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Mientras el calendario nos lo permita disfrutaremos de tus poesías. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bonito me ha sonado, Ester! Muchas gracias.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Calendario: camino machadiano donde nunca hay que mirar hacia atrás porque los meses que recorrimos ya no están. Fueron arrancados y nadie los guardó. Sólo nos queda mirar hacia el mañana.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fueron arrancados como lo fueron ciertos derechos que costaron años en lograrse.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Me aterra el calendario . Veo como crecen mis nietos y cómo pasa la vida. ¡es precioso tu poema, Francisco ! y es más que cierto.A estas alturas y mirando el calendario sólo me preocupa hacer bien las cosas., porque cada vez queda menos.
    ¡¡APAPACHOS !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa debe ser nuestra verdadera preocupación, ponernos en paz con todos los que nos rodean, hacer las cosas lo mejor posible y ser amables con todos en lugar de belicosos.
      Apapachos.

      Eliminar
  6. En ese calendario, que nos quiere marcar los días...todos danzamos como olas, como velas al viento, tratando de escapar del tiempo, que nos limita y aprisiona...Precioso, Francisco...Tus letras nos impulsan a seguir creando la vida con el pálpito amigo y cercano que nos dejas...(sonrío)
    Mi gratitud por compartir y mi abrazo grande por tu cercanía y amor a las letras.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bien, Mª Jesús, es una alegría arrancarte esa sonrisa que nunca haces onomatopéyica, sino como una acotación al modo escénico!
      Besos.

      Eliminar
  7. Pues que su calendario rellene las casillas de sus días con cosas hermosas de las que disfrutar, y le traiga toda la felicidad del mundo.

    Bisous

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayer me hizo vos disfrutar mucho con su blog imprescindible, Madame, al que echaba de menos.
      Bisous.

      Eliminar
  8. Desde luego ha sido una verdadera sorpresa, me gusta ltu poesía y la facilidad que tienes para componerla.

    Es un honor para mi tu dedicatoria.

    Esperemos que este Calendario nos depare días buenos y traiga alivio a tantas familias que sufren, Desgraciadamente hay personas que no llegaran a entrar siquiera en este Calendario y ni siquiera llegaron a completar el Calendario del año Anterior, ellas dejaron un profundo hueco en nuestras vidas que nunca se podrá llenar.

    El Calendario siempre ofrece una doble visión, tiempo para la esperanza pero también para la nostalgia.

    Un abrazo.

    http://ventanadefoto.blogspot.com.es/



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amor, con amor se paga. Muchas gracias a ti por tu regalo al que he respondido muy gustosamente.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  9. Muy bonita Oda, mi querido Francisco. Vamos a ver cómo se nos presenta este año, intentaremos pasarlo lo mejor que podamos a pesar de los recortes.
    Usted también lleva una buena carrera con esos bellos poemas que nos deja, esperamos que no nos falte la inspiración para escribir lo que llevamos muy dentro.
    Un gran abrazo.
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El año, Sor Cecilia, tendrá un poco de todo, pero es nuestra mirada, en nuestra apreciación, está el color que le queramos poner. Que nos traiga un poco de paz social, un mucho de trabajo y un suficiente de compromiso solidario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Hola Francisco, muy buena Oda al Calendario.
    Él es quien nos va recordando los días y meses que van pasando. Él es quien nos hace, hacer malabares para que las cuentas cuadren. Él nos recuerda que se van pasando los años. Pero también nos pone en antecedentes cuando hay un cumpleaños o fiesta familiar.
    Haber como se porta este año el calendario que ya avanzamos a día 10. Buena Oda, buen poema.
    Saludos y besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí, más que el calendario es mi columna la que me recuerda con la velocidad que pasa el tiempo. Pero no tengo elección, así que mucho ánimo.
      Besos.

      Eliminar
  11. No me preocupa el calendario, solamente lo uso para anotarme las cosas que debo hacer en un futuro porque de lo contrario no me acordaría de nada. Un abrazo desde mi mejana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo gozaba de una buena memoria, pero ahora también tengo que usar una pequeña agenda para planificar los días. ¡Nos hacemos mayores, Felipe!
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. El paso inexorable del tiempo. Es inevitable y lo más sensato es disfrutar cada día sin detenernos demasiado en lo que marca. Se que me queda cada día menos pero tampoco me preocupa demasiado. Solo suelo detenerme en el verano, me encantaria perpetuarlo, cuestión de gustos. Te ha quedado como todo lo que escribes genial. Prometo no arrancar la hoja :-)
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay dos formas de mirar el calendario: la que expones, sabedora de que cada día te queda menos, o la otra más favorecedora de, cada día que pasa es uno más que he vivido. Genial para mí ha sido tu amistad y la de tu hermana María.
      Besos.

      Eliminar
  13. Y no poder detener la caída de las hojas que, una tras otra, nos mengua la vida.
    Un abrazo Francisco, con mi más sincero deseo de que veas caer muchas hojas de los calendarios futuros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vida es como esa caída de la hoja de la que hablas: tras cada caída viene un brote nuevo, lo malo es que en nuestro caso el brote será una nueva criatura y no estaremos para verlo. Gracias, Elena, yo también deseo para ti todo lo mejor.
      Un beso.

      Eliminar
  14. Me parece impresionante esta Oda al calendario Francisco. Dios mío, además arte eres pura creatividad. Un fuerte abrazo y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Pepe, pero no me ha dado Dios tus dotes de galán ni tu capacidad física.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  15. Hola Francisco.
    Nunca pensé que el calendario pudiera inspirar tan bonito, bella Oda.
    Perdona mi atrevimiento, paso del blog de María del Carmen, sin ella responderte nunca habría encontrado el relato de Ángel, o su otro blog que no conocía.
    Me gusta lo que leo y con tu permiso me quedo.
    Un abuen fin de seman y un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi casa todo el mundo es bien recibido, pero venir de la mano de María del Carmen es una gran carta de presentación, pues los amigos de mis amigos, son mis amigos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. A veces, el calendario en lo largo, como el reloj en lo corto, nos esclaviza. Es la servidumbre de la medida vida terrenal.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces tenemos que echar mano de nuestros recursos para darles la vuelta y que sea él nuestro esclavo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  17. El calendario marca nuestras vidas, acontecimientos y los pálpitos del día a día. Muchos besos desde Cáceres querido primo y lo mejor para este año nuevo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prima amada, no te reconocía revestida de "mariquita". Siempre estás bellísima y siempre cercana a mí, hasta cuando te alejas.
      Besos.

      Eliminar
  18. Yo, que quiero ser niño, paso del calendario: intento vivir al día. El mañana, que siempre es generoso, ya vendrá fiel a su cita.
    Un saludo con cariño a todos. Para todos, un abrazo. Desde Gran Canaria. Ángel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La edad está más en nuestro espíritu que en la cronología, así que no es mal método, Ángel.
      Un abrazo.

      Eliminar
  19. Esta amiga asturiana que te quiere un montón te da infinitas gracias admirado rapsoda por concedernos el privilegio de ser testigos de la suprema belleza de tus letras. Miles de besinos y feliz fin de semana te deseo con inmenso cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ozna, por tu infinita delicadeza.
      Besinos.

      Eliminar
  20. Qué detalle el de "Ventana de foto" y qué regalazo el tuyo. Ya lo decía el saber porpular: "es de bien nacidos..." . ¡Bravo!
    Un abrazo a los dos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carmen; así es, amor con amor se paga.
      Un beso.

      Eliminar
  21. Parece que nos hemos puesto de acuerdo, tu entrada trata del correr de los día y la mía del cambio de la vida con los años.
    El calendario, como dices en tu poesía, va marcando nuestro día a día, hasta que deja de marcarnos porque nos hemos ido a ese lugar del que no hemos de volver.
    Llevas razón en el comentario que me has dejado, todos nos proponemos cosas que luego no cumplimos, yo me propongo algunas, pero hay una concretamente que nunca logro cumplir, a ver si este año soy capaz.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los temas en la literatura están agotados. Lo que no se agota son las variedades sobre el mismo tema. Gracias por tu cercanía.
      Besos.

      Eliminar


  22. Me siento transportada a un lugar...

    Donde la cordialidad y el sentimiento de la amistad hacen la presencia de sus virtudes.
    Me siento rodeada de amigos que lo demuestran a diario con el corazón!!
    Me siento y me he sentido, altamente emocionada al recibir cada una de las caricias afectivas el día del cumpleaños y en este momento quiero hacértelo llegar a través del silencio y la estima de las palabras…

    Besos y abrazos multicolores para ti, que has hecho posible que bailara mi corazón el vals de la alegría durante todo ese día y parte del otro…

    ¡¡Un bonito fin de semana para ti y familia!!

    Atte.
    María Del Carmen




    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el regalo de tu presencia, María del Carmen.
      Besos.

      Eliminar
  23. La verdad es que a mi también me da la sensación a veces de que el calendario nos controla, porque normalmente siempre estamos esperando que llegue algún día para estar de vacaciones, o para ver a alguien, etc. Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El error está en la espera, porque el momento es siempre el presente.
      Un beso.

      Eliminar
  24. Gracias Francisco, por tan sincero y amable recibimiento, te invito a visitar mi humilde espacio cuando te sea posible o te apetezca.
    Un abrazo.
    Ambar,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Ambar, ya he pasado por tu espléndida casa.
      Un abrazo.

      Eliminar
  25. Me asusta el calendario, sobre todo cuando sus hojas van cambiando sin apenas darme cuenta...
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la vida hay básicamente tres temporalidades: cuando eres niño, el tiempo es muy lento; cuando eres adulto, el tiempo no te permite llegar a agarrarte la oreja; cuando eres mayor, el tiempo es volátil y pasa como una ráfaga de aire.
      Dos besos.

      Eliminar
  26. A mí me da nostalgia que pasen los años, romper calendarios, ver que mucha gente querida se quedo en ellos, que ya no están, me da nostalgia, no envejecer, sino que los seres queridos ya no estén conmigo.

    Preciosos versos, amigo Francisco.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa nostalgia es inevitable, pero debemos acostumbrarnos al paso del tiempo y a las lacras que va dejando en nuestro cuerpo; la recompensa es lo que con la edad vamos aprendiendo.
      Besos.

      Eliminar
  27. Es una muy Bella Oda sacar hermosos versos de un artefacto tan común y a la vez tan necesario para el hombre muy bello

    ResponderEliminar