28 septiembre 2013

CANCIÓN DERRAMADA

Hoy quiero derramar una sonrisa
por la misma comisura
por donde en otros momentos
fueron lágrimas
de configuración ajena,
esas que sólo laceran
si se hacen escucha
y que riegan otros huertos,
que anegan otros campos en barbecho.


A veces nos sorprende lo fácil
que puede ser hacer feliz
al niño que todos llevamos dentro
con el globo de la escucha
a aquel a quien se le hizo estopa
una angustia con vocación de vómito,
pero basta un poco de entrenamiento,
un poco de músculo de empatía,
para intuir cómo es de amargo
el trago de bilis que al otro asfixia.

Hoy quiero derramar una sonrisa
y hacerme un hatillo de pesares
para arrinconarlos
en la papelera de lo inservible
y olvidarme de ellos para siempre.

51 comentarios:

  1. Muy importante decision..... tirar lo inservible y sonreir
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las más de las veces, los sufrimientos llegan solos y las sonrisas hay que salir a cazarlas-
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Me alegro que estés de acuerdo conmigo.
      Un abrazo azul.

      Eliminar
  3. Es hermosa tu Canción Derramada. ojalá pudiera uno hacer un hatillo y tirar lo que no sirve. Hoy aprendí que se puede. ¿Cómo ? tendiendo la mano al otro. Cuando lo haces puedes derramar una sonrisa y tener el alma en paz. Me has emocionado.
    ¡¡APAPACHOS !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es precisamente la música de mi canción: la sonrisa como acuse de recibo de la felicidad está en sabernos dar al otro. A veces sufres, pero siempre, siempre es muy satisfactorio.
      Apapachos.

      Eliminar
  4. Derramas sonrisas de colores y luces al amanecer de tus días.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dulce María (aprendí de otra a llamarte así y sé que te cuadra), es hermoso sonreír tras hacer las tareas. ¿Verdad que sí?

      Eliminar
  5. Vivimos unos momentos que se hace necesario parar y sonreir.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y sonreír por la satisfacción de haber tendido la mano y no guardarnos la nuestra en el bolsillo.

      Eliminar
  6. En este valle de lágrimas, a veces no es tan difícil sonreír. Como al niño, y tú bien lo dices, el regalo más insignificante nos hace olvidar las penas. ¿Será que estamos hechos para ser felices y no para sufrir?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y también estamos hechos para ser menos retorcidos y ser sencillos y nobles como niños.
      Un abrazo

      Eliminar
  7. ¡Qué fácil es ilusionar a los niños! Yo vi algunos de ellos ilusionados con la entrada de Mesi en los juzgados, y no era precisamente porque iba a ser juzgado. Esto enlaza directamente con la entrada de hoy de Emilio. Un abrazo desde mi mejana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo hablo de hacernos como niños para volver a ser plenamente felices; lo del coro de admiradores haciendo pasillo en la entrada al juzgado es de guardia, de juzgado de guardia.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Las niñas y los niños, con sus inocentes sonrisas y miradas llenas de ilusión, consiguen ablandar el caparazón seco y arrugado en el habitamos escondidos del mundo, esperando ser salvados del diagnóstico feroz, para convertirnos ante ellos y ellas, en su salvador. Y para ello, basta otra sonrisa en nuestros rostros y un globo de color.
    Preciosos versos llenos de amor. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y siendo así, Asun, ¿por qué dejar de ser niños? ¿por qué dejar de tender la mano y tener motivos para sonreír de felicidad?
      Un beso

      Eliminar
    2. ¡¡¡¡Nunca hay que dejar de hacerlo!!!.
      Siempre debemos procurar bailar con la vida y dibujar sueños con nuestros pies.
      Aunque al final, un ente superior, nos gane la partida.

      Eliminar
  9. A veces es necesario cerrar la caja de Pandora para que no salgan más males de ella.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y hasta hacer el esfuerzo por vaciarla por completo, Cayetano. Cuando tiendes la mano,a veces puedes llevarte un mordisco, pero lo habitual es recibir una sonrisa.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Qué fácil sería la felicidad si nos empeñáramos en ella, y qué difícil acabar con las penas en que nos empeñamos.

    Un abrazo Fco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto, Elena, es cosa de que le pongamos un poco de empeño.
      Besos

      Eliminar
  11. Hay que hacerlo de cuando en cuando, Francisco, despertar ese niño que llevamos dentro y hacerle sentir que todo es nada y esa nada un mundo de posibilidades.
    :)
    Muy bonito te quedó, mi niña ya sonríe,¿ves?
    :D
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Despertar al niño generoso y compartir, cogernos de la mano y ayudarnos a vadear las dificultades. Todo eso nos lleva a la sonrisa.

      Eliminar
  12. Ojala, ojalá Francisco, los pesares se pudieran botar a la caneca de lo inservible...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Piénsalo bien, Rafael, sé que no es fácil, pero no creas que es imposible. Con un poco de fuerza de voluntad seríamos capaces de hacer cosas portentosas.
      Un abrazo

      Eliminar
  13. Si,Francisco, cuando entrenamos el músculo de la empatía somos capaces de cualquier cosa por alegrar y aliviar al otro...En ese momento nos olvidamos de nuestra tristeza y subimos hacia arriba, como globos, alentados por la música del corazón, que nos lo agradece...El espíritu crece cuando tomamos de la mano al que sufre...y notamos su sonrisa de alivio.
    Mi felicitación y mi abrazo inmenso por esa profundidad espiritual...que nos alienta a todos.
    Feliz sábado, amigo.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María Jesús, por las magníficas lecturas que haces de mis palabras, por ese hilo conductor que nos engarza con la fuerza de la palabra.
      Un abrazo inmenso.
      Besos

      Eliminar
  14. Hola Francisco, ojala que fuese tan sencillo como hacer un hatillo con esos problemas y olvidarnos para siempre, pero al menos por un rato los olvidamos y derramamos esa sonrisa.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo es cuestión de proponérselo. ¿Acaso no has oído hablar del poder de la mente, del poder de la fe para mover montañas? Créetelo y todo podrás conseguirlo.
      Besos

      Eliminar
  15. Creo que es una buena idea hacer limpieza por dentro y tirar aquello que nos hiere, nos paraliza y nos amarga. Hacernos como niños con globos de colores. Si no se pueden tirra arrinconarlos que tampoco está mal.
    "Hoy quiero derramar una sonrisa" Como no he podido venir antes recojo alguna gota para ¡traerla de nuevo cuando te haga falta .
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bien hecho. Katy, hay que creer en la magia de la voluntad! Somos capaces de alcanzar cualquier meta que nos propongamos, y viajar, como el niño, en ese globo imposible: hacer lo imposible nos lleva a la felicidad.
      Besos

      Eliminar
  16. Para muchos se hace difícil la empatía.
    A otros les resulta tan fácil sentarse y...escuchar...que el otro eche su bilis, que llore en tu hombro, que sonría con los recuerdos, que grite su malestar...

    Hacer un atillo con lo malo y tirarlo a la papelera sería lo ideal..

    Preciosa tu canción derramada.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos podemos intentarlo, Ojos, todos. Algunos lo consiguen a la primera y otros tardamos más, pero es cuestión de entrenamiento, de carzar los zapatos ajenos poniéndonos en su situación. No tratando de juzgarle, que es lo que primero se nos ocurre, sino de comprenderle. ¡Busquemos los ideales y hasta lo imposible!
      Besos

      Eliminar
  17. Francisco, me estoy mal acostumbrando , si, llego cojo aire y comienzo despacito a leerte, algunas releo de nuevo y voy sintiendo aquello donde me llevas con tu pluma y sentimientos, creo , imagino, y entro en tus palabras , visualizo las acciones y siento las emociones...y
    mi gratitud, ¡hagamos la actividad de ser niños, que no pierden el tiempo cuando se enfadan y enseguida comienzan otro juego, no pierden un instante para seguir disfrutando.

    Besos muchos ♥♥♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No pretendo ser necesariamente enrevesado, pero me gusta que un texto tan corto sea leído más de una vez. También hacer falta más de un giro en el exprimidor para sacarle todo el zumo a una naranja, y aún le quedará un resto imposible para nosotros.
      Te agradezco tu presencia e insistencia. Hagámonos niños, así será más fácil alcanzar la utopía.
      Besos a Tramos

      Eliminar
  18. Cuando uno se sienta embargado por la tristeza y el desaliento se agradece infinito que otro ser semajante, conocido o casual, escuche tus penas y tenga un mínimo brillo de entendimiento en sus ojos para sentirte algo mejor.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El consuelo de la escucha atenta es indescriptible e impagable. Todos hemos pasado en alguna ocasión por una de esas posturas.
      Un beso.

      Eliminar
  19. Y yo me uno a esa sonrisa que hoy compartes con nosotros, porque los momentos amargos deben quedar en el olvido. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Momentos que al compartirlos se hacen más llevaderos.
      Besos

      Eliminar
  20. Como el poder de la mente es maravilloso y si se práctica aún lo es más , me alegro muchísimo de que hayas tomado ese acuerdo contigo mismo , se que no es fácil hacer un hatillo con los problemas y olvidarlos para siempre , pero NO es imposible , de verdad que no , te lo digo por experiencia. Hay que trabajar ese poder de nuestra mente , olvidar el hatillo , lanzar una sonrisa cada mañana al despertar y decirte a ti mismo " Gracias a la Vida que me ha dado tanto , Gracias a la Vida por dejarme vivir. Despierta y " vapulea" al niño que hay en ti ¡ Vamos , Francisco! Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  21. Gracias, Charo, qué bien me siento en tus labios, en tus oídos, en tu interpretación y cercanía.
    Un beso

    ResponderEliminar
  22. Me quedo con tu sonrisa y esa actitud positiva ante la vida. Nadie se puede resistir a una persona que sonrie. Cada persona llevamos una cruz acuesta y pensamos en determinados momentos que es sumamente pesada, quizás nos parecería más ligera si tomáramos en nuestros hombres las cruces que le han tocado a otors vivir.

    Eres una gran persona Francisco!

    Besos

    http://ventanadefoto.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras; gracias por asomarte a mi ventana de letras.
      Besos

      Eliminar
  23. Hola Francisco! Así eres tu, como los versos que he encomillado. Siempre listo para apoyar y acompañar con la palabra. Y arrojando las propias desdichas al tacho de desperdicios inútiles. Sonriente y amable, un amigo excepcional.
    "pero basta un poco de entrenamiento,
    un poco de músculo de empatía,
    para intuir cómo es de amargo
    el trago de bilis que al otro asfixia."
    Ha sido un placer visitarte, abrazos afectuosos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Grcaias, Sylvia. Sólo soy un ser muy común, nada de extraordinario; pero te agradezco mucho la forma en la que me miras.
      Un beso.

      Eliminar
  24. Respuestas
    1. Gracias, Carlos. Me alegro de que te guste.
      Un abrazo

      Eliminar
  25. Hola Francisco, muy bonito el poema, la foto da alegría y los días grises de estos días se conviertes en un gran arco iris.
    Es mejor así, no que no nos sirve o nos hace daño, a la papelera. Muy buena tu decisión, voy a intentar tomar ejemplo.
    Saludos y besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Isa, por tu continuado apoyo.
      Besos

      Eliminar