30 septiembre 2013

CANCIÓN DE DESPEDIDA

Llegó el esperado otoño
con la demora de un último
coletazo estival de color membrillo,
cuando el ansia
se hacía agua de lluvia en la imaginación
y en el deseo;
todavía no se han empezado a tintar
las hojas verdes en castaños y ocres,
preparándose para ser alfombra
callejera
y el bañador sigue húmedo
y con el salitre de los últimos chapuzones.


Hoy me apetece mirar hacia atrás,
recordar ese agasajo constante,
esas jornadas de playa
—este año escasas— 
en la jaima azul,
en la hospitalidad abundante de mi primo Paco
y la sonrisa magnánima de Magdalena,
derramados ambos de amor
por brindarnos una vida agradable.

Desde este día gris
con salpicados rayos luminosos,
una postrer mirada
al verano que ya es ceniza y humo
en esa carpa de la afectividad,
donde una mínima parcela de playa
se hace hogar y se parte el pan y la sal.

54 comentarios:

  1. Amigo, todo pasa y todo queda...
    Buen otoño!

    Un besote enorme!
    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te ha faltado darle el tono, Edurne. Muchas gracias por tu complicada presencia.
      Besos

      Eliminar
  2. Yo también estuve ayer mirando fotos de los pocos días de playa que tuvimos este año. Ayer ya entró el otoño de lleno, con fuertes lluvias y bajada del termómetro.
    En tus palabras se percibe el amor a la familia y la amistad, un hogar donde compartir los días de verano...
    Un abrazo
    http://losojosdelaniebla.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una mirada por el retrovisor es siempre nostálgica, pero así somos los humanos, apegados a lo que no nos gusta perder.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. mira como son las cosas, acá en Chile recién inicia la primavera con un tímido sol, que de a poco va abrigando los días...

    saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y mientras en el cono sur tiráis del abrigo soleado, nos vais dejando destapados y a la intemperie del otoño. Gracias, Carlos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Preciosa "Canción de despedida " Es que la vida está hecha de bienvenidas y despedidas. Yo amo el otoño, porque me trajo a la vida y debe ser por eso que soy melancólica y tristona.El otoño es hermoso , tiene mala prensa , pero es , por empezar inspiración para los poetas. ¿Quién no ha escrito sobre el otoño ? Has pasado un hermoso verano , tal como lo describes , entonces agradece esa estación que fue un cuenco de placeres para tí y la gente que amas. Pero recibe al otoño con amor porque siempre llega envuelto en un paño de ternura y de recordaciones.
    ¡APAPACHOS !! Me copio tu poema , te lo robo , me gusta un montón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María del Carmen. No sólo vivimos en hemisferios distintos, sino que naciste en otoño y yo en primavera. Guardaba esta fotografía para decirles a mis primos Paco y Magdalena lo mucho y bien que nos atienden cuando vamos a Marbella.
      Apapachos.

      Eliminar
  5. A veces la nostalgia se instala con la llegada del otoño… el sol o la obscuridad juega con nuestro estado de ánimo pero, el afecto de familiares y amigos siempre estará presente en cualquier estación del año.
    Sentido poema Francisco.
    Abrazos calurosos y buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón en todo lo que dices, Caciely: necesitamos oponer una cierta resistencia al otoño para que no nos arrastre a la melancolía y tener en todo momento presente a la familia y amigos para tratar de estar a su altura, ya que amor con amor se paga.
      Un abrazo

      Eliminar
  6. !!Adiós verano!!, ¡¡hola otoño!!.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las estaciones son como sus homónimas del ferrocarril, un continuo hola y adiós.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Bien...
    Veo que hoy muchos,
    os habéis vestido ya de otoño,
    mientras yo sigo
    enredada en la arena,
    oliendo la salitre del mar
    y sintiendo
    los ardientes rayos de sol
    en mi piel tostada
    que pronto blanqueará.
    Déjame que siga envuelta
    en la suave brisa
    de una larga tarde de agosto.
    Que aún no quiero pensar
    en los fríos que vendrán
    y mis huesos helarán.

    Besos!! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sé que no soy la que debe responder pero no me puedo callar, estás últimamente de un lírismo que no hay quien te aguante.
      Los frios llegarán pero tus huesos no se helarán nunca.
      Precioso . Un abrazo

      Eliminar
    2. No te metas con Asun, Chelo, y no la frenes, que está haciendo las delicias de los que la queremos.
      Besos a las dos.

      Eliminar
    3. Los siento chic@s...ufff!! creeréis que soy una pedante!!! pero no sé, es un virus que me entró y ando todo el día "verseando"...digo: MOQUEANDO!!.

      Oh my god!!

      Eliminar
  8. Afortunados "ustedes" por esa prolongación del verano hasta ahora mismo y por tener la playa tan cerca. No creas que no pienso a veces vender la casa e irme hacia latitudes más cálidas, pero me dan miedo los cambios. En fin...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si yo tuviera posibles, rotaría de vivienda en vivienda buscando un continuo clima apacible en el que poder andar ligero de equipaje.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Es verdad que todavía tenemos el bañador húmedo, la vida no se detiene y nos arratra a su paso.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, Chelo, por eso conviene pararnos reflexionar y reconocer los bienes recibidos de esas personas que siempre están cuando uno las necesita.
      Besos

      Eliminar
  10. Es maravilloso tener a nuestro lado a personas que se preocupan por hacernos la vida mas bella. Feliz otoño!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Casi siempre hay un grado de correspondencia, pues de lo contrario hasta el ser más maravilloso acabaría cansándose; pero necesitaba decirle a mis primos lo agradecidos que les estamos por sus desvelos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. en la jaima azul,
    en la hospitalidad abundante de mi primo Paco
    y la sonrisa magnánima de Magdalena,
    derramados ambos de amor
    por brindarnos una vida agradable.

    Muchas Gracias por compartir estas lineas y esos momentos con mis padres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Francisco. Si acaso te parece oportuno, diles que entren a leer cómo les pongo a caer de un burro.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. No quiero despedirme aún del verano, en Bcn donde estoy stos días, seguimos con él.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Haces bien. Esos pies desnudos en otoño no creo que lo pasen muy bien y no quiero tener más preocupaciones de las que ya tengo. ¡Cuídate!
      Un beso

      Eliminar
  13. Hoy, tu poema se hace carpa de afectividad, Franciso...Y nos deja un trocito de verano, aún cálido y cercano, para impulsarnos a recibir este inminente y lluvioso otoño, que ya vivimos en Madrid...Muy sencillo y entrañable, amigo.
    Mi felicitación y mi abrazo inmenso por tu entrega y buen hacer.
    Feliz semana.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, María Jesús, por la sencillez y facilidad para captar el sentido de cuanto digo.
      Un beso.

      Eliminar
  14. Hola Francisco, bonita manera de esperar ese otoño que parece que quiere tardar en llegar.Algunas playas de Valencia están cubiertas por cientos de medusas muertas y con moscas. Un paisaje desolador, sin niños jugando con las olas y retenidos al lado de sus padres por miedo a las picaduras.El cambio climático causado por la mano del hombre, está quitando poco a poco la recreación de nuestro mundo.
    Un abrazo
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Sor Cecilia. Ciertamente la mano del hombre no está tratando a la naturaleza según el encargo recibido en el Génesis, Es una pena.
      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Francisco, la imagen que te ha dejado el verano es alegre y llena de amistad, alegría y cariño.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que el otoño me deje igualmente una imagen alegre donde la amistad no sea un bien escaso, y es que todos vamos encontrando aquello que buscamos, en lo que creemos. Ante el mismo hecho, dos personas pueden quedar uno contento y el otro contrariado: depende del nivel de exigencia que cada uno tenga y de lo alto que haya colocado el nivel de satisfacción.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  16. Preciosos recuerdos con los que me quedo, porque para mi no es el esperado Otoño, es un fastidio. Barro, lluvia, cristales manchados, ropa de abrigo, paraguas. Lo único que me gusta son sus colores y mejor en postales y cuadros.
    Prefiero el bañador mojado.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está bien, Katy, pero no se nos permite elegir, sólo estar más o menos de acuerdo o en desacuerdo. Te deseo que lo vivas muy plácidamente.
      Besos

      Eliminar
  17. Entrañables recuerdos los que compartes con nosotros. A mí me encanta el otoño, es mi estación favorita.

    Un placer leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gistado y te deseo que disfrutes mucho esta nueva estación. Muchas gracias por tu opinión.
      Un abrazo.

      Eliminar
  18. Los veranos del sur son mucho más llevaderos en buena compañía. Felicidades por tenerla.

    Un abrazo Fco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La buena compañía es el antídoto de todos los males, Elena.
      Un beso

      Eliminar
  19. Ya llegó el otoño, una estación un poco triste por los dias nublados pero que se le va hacer. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De dejo el remedio que se puede hacer para esos días que parecen tristes. En verdad no lo son: el sol sale todo los días y nosotros a veces estamos algo más lejos o nos dificulta su visión una nube, pero todo existe tal cual; es cuestión de mirar con deseos de ver aquello que queremos.
      Besos

      Eliminar
  20. A mí me encanta el otoño; en cambio, detesto el verano.
    Una abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta entrada está resultando un saco de sorpresas: unos que sí y otros que no; pues también el verano tiene sus encantos, y muchos. No hay que detestar nada.
      Un abrazo.

      Eliminar
  21. Una preciosa manera de agradecer la hospitalidad de los seres queridos en esa jaima azul.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias desde el recuerdo de la jaima azul. De bien nacidos es ser agradecidos.
      Un abrazo

      Eliminar
  22. Jo, y llega le otoño y yo sigo un año más sin playa, esta vez por problemas de salud, pero se me acumula la blancura en la piel jejeje. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que no te suceda lo mismo el año próximo. ¿No será que estabas leyendo y no te diste cuenta que llegó el verano? De seguir así, te regalaré una lámpara, o mejor aún, te vienes con nosotros y compartimos.
      Besos

      Eliminar
  23. Me da tanta pena que se acabe el verano... Han llegado, de nuevo, los días grises...
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cómprate una caja de lápices de colores, "Alpino" son de mi tiempo y eran muy bueno; usa el amarillo a discreción y verás cómo se hacen los días más luminosos.
      Besos

      Eliminar
  24. No, no Francisco, va y viene, siempre igual , la vida es así un va y viene, como esas playas que has disfrutado...ahora va y viene otra estación y los tonos serán distintos pero hay que ver su lindeza...y ya sabes tu de sobra, la vida va y viene

    Besos muchos ♥♥♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres de los míos, Tramos: la belleza está en nuestra forma de mirar y no en las cosas en sí. ¿Cómo se explica si no que no nos enamoremos todos de la misma persona?
      Besos

      Eliminar
  25. Hola Francisco, sí, todo llega a su fin para tener un nuevo comienzo. La vida es así. Bienvenido sea el otoño con sus mortaja de coloridos y el renacimiento de pensares que provoca esta estación melancólica.
    Saludos y besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta que te guste, Isa. Muchas gracias.
      Besos

      Eliminar
  26. Me asomé a la "carpa de la afectividad donde una mínima parcela de playa se hace hogar...ye he probado del pan que ofreces. Gracias por este surtido de palabras hechas versos, todas bellas.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Fanny. Gracias por usar mis propias palabras como halago.
      Un abrazo

      Eliminar