20 mayo 2013

SUS MANOS





Sus manos son como cóleos
abiertos al sur, hambrientas de luz
y exposición permanente
por la que se pigmentan
y se hacen generosas y abundantes.
Es una masa vegetal
y es carne viva y viviente
que acaricia con el tacto venoso
por el que circula la savia
que sabe y sube sinuosamente
por entre las falanges dúctiles
como el terciopelo no mancillado
que se inaugura en cada
nuevo contacto, en cada dádiva.
Es tallo; es verde tallo
y es palma, palmas enrojecidas
que se desgastan de servir
y que se inauguran como ubre materna
y virginal después de cada toma.
Sin sus manos mi vida sería erial de espinas
o desértico labrantío de abrojos,
pero sus manos, ¡ay, sus manos!;
los cuidos de sus manos
son el vergel donde pacen mis días
con el máximo mimo en cada uno de sus roces
que son desvelos y  son caricias.

47 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Muchas gracias, Marisa, ¿a que son bonitas sus manos?

      Besos

      Eliminar
  2. Cuanto amor a esas manos, deben tener sus méritos.
    Me gusta tu poesía.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son las manos que me cuidan, ni más ni menos.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  3. Unas manos que nos acaricien siempre pueden darnos la vida.
    Bella poesia Francisco.
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y no sólo caricias, sino cuidados y atención permanente.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  4. Manos: cuanto amor saben dar y cuanto dolor pueden producir. Las manos de tu poesía son de amor que tu tienes la dicha de recibir.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Marinela, sus manos me dan por encima de mis méritos.

      Besos

      Eliminar
  5. Esas manos dan calor, mucho calor y compañía, además de amor y que la vida no sea espinosa. Es justo agradecerlo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa ha sido mi intención, Paco, mostrar mi agradecimiento.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Manos que dan, manos que abrazan, manos que inspiran.

    Un abrazo Fco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...manos que miman, manos que aman, manos que cuidan...

      Besos.

      Eliminar
  7. Preciosísima poesía Francisco. PURA TERNURA.
    " los cuidos de sus manos
    son el vergel donde pacen mis días ..."
    Bellísimos versos.
    ¡BUEN INICIO DE SEMANA !!!

    Pájaros de felicidad te lleven mi corazón. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tus comentarios, María del Carmen, vuelven a ser poemas.

      Besos.

      Eliminar
  8. Siempre me ha parecido que los vegetales están menos vivos que los animales.... muchas veces me pregunto y al arrancar una planta sufrirá como yo o al cuidarlas se sentirán mimadas como yo.... todo un misterio querido primo. Besos mil por esos versos que hoy nos regalas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las plantas son seres vivos que no se trasladan. Nada de misterios, hay personas que cuentas experiencias de ponerles música de hablarle a sus plantas y éstas crecen de forma distinta. El caso es que esas mismas manos que cuida a este hermoso cóleo son las que me cuidan a mí.

      Besos.

      Eliminar
    2. Ainsssssssssssssssssssss!!!!!!! y seguro que tú también la cuidas. Pondría mi mano en el fuego a que es así. besitos.

      Eliminar
  9. Y es que hay manos que acarician y manos que ofenden.
    Se dice que las plantas conocen muy bien ese tacto de la persona que las cuida. Y responden positivamente cuando el trato es el correcto.
    Con el queso pasa lo mismo. Dicen en el pueblo de mi mujer, allá por tierras extremeñas, que hay manos que hacen buen queso y otras que no. Y que ya no depende del proceso, que siempre es el mismo. Curioso.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso mismo acabo de responderle a mi prima Liova, que al parecer las plantas responden a los estímulos. Tampoco en las personas son lo mismo unas manos que otras.

      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Manos de jardinera, manos que cuidan, que miman con la delicadeza con la que se trata a una frágil planta como la que usted nos muestra. Un poema agradecido el suyo, justo homenaje a esas manos.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...y esas mismas manos cuidan también de mi fragilidad como de las plantas. ¿No es maravilloso?

      Bisous.

      Eliminar
  11. Gracias Francisco por estas letras poéticas que nos ha dejado. Las manos son curación cunado dan amor y el jardín crece con sus bellas flores.Recuerdo esta planta, mi madre la tenia y cuidaba con mucho mimo.
    Con ternura.
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces le tengo que decir a esas manos: déjame hasta que lo necesite y te pida ayuda, pero por lo general se adelantan.

      Con igual ternura.

      Eliminar
  12. Estos versos no son buenos...son lo siguiente. A mí, me recuerdan a las manos de mi abuela, puesto que son las que con más cariño me miman. O quizá, las que con más cariño siento sus caricias...

    Pero lo cierto es que las manos dibujan sobre nuestra cartografía física, palabras que no los labios no necesitan pronunciar para que nos lleguen directas al corazón.

    Besos para tí, y para ésas benditas manos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se ama y se mima con las palabras, pero también con los gestos y con el tacto. Gracias, Mascab.

      Besos de los dos.

      Eliminar
  13. Y no por cómo dibujas, verso a verso, esas manos.
    Es por cuánto cautivan, paso previo a tomarlas para sí.
    ¡Ay, esas manos, no cualesquiera son, bien se adivina!

    Una hermosura, Francisco.
    Fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, PMPilar, veo que no necesitas explicaciones.

      Besos.

      Eliminar
  14. Son las manos, imanes para mí.Siempre me cautiva mirarlas,porque en ellas leo fragmentos de vida de l@s depositari@s.
    Todos tenemos manos que nos marcaron,marcan y marcarán en la vida.
    Aquí,leyendo este poema,se nota ese amor inmenso que te hacen sentir sus manos,esas a las que rindes un hermoso homenaje.
    Que siempre te sustenten,te alivien y alimenten de sentires.
    :)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Empezaron siendo una manos jóvenes (éramos jóvenes tú y yo, cantaba el Dúo Dinámico), pero vamos caminando en paralelo.

      Besos.

      Eliminar
  15. Hola Francisco, precioso poema a esas manos que tanto amor te dan. A esas manos que dan más de lo que reciben. Hasta las hojas de la planta están maravilladas igual que tú con las manos que las cuidan porque se ven mucha alegría en ellas.
    Las manos son las primeras auxiliadoras y esperanzadoras para quienes necesitan una caricia, una ayuda, o aplacar su ira.
    Saludos y besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Isa, por cuanto dices. Te prometo que hago cuanto puedo por merecérmelas.

      Besos.

      Eliminar
  16. Y que bonito que esas manos te inspiren, pero más aun, que esas manos te acaricien y te mimen. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esas son las manos de mi vida, las manos que me regalan a diario la vida.

      Besos

      Eliminar
  17. Francisco, viste mi regalito en facebook??? Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he podido localizarlo por mucho que lo he buscado. Ten en cuenta mi torpeza informática y, por favor, pásame el enlace.

      Besos.

      Eliminar
  18. Homenaje a lo sensorial y a la persona que son esas manos descrito con profundo afecto. Así lo veo yo.

    Un abrazo Francisco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El amor llega sin duda a través de los sentidos.

      Un abrazo.

      Eliminar
  19. ¡ Ay Francisco que bonito te expresas ! ¡ que dulzura y que ternura y que sensibilidad tan exquisita la tuya! ¡ Se echan tanto de menos las manos de la persona amada cuando ya no está , tanto ...! Las manos... ¡ ese maravilloso regalo que nos dio la vida y qué colocó en las personas para demostrar y regalar amor a todos lo seres .
    Precioso, Francisco.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Charo, qué amable eres conmigo! Por fortuna para mí esas manos siguen a mi lado y me palpan, nos palpamos a diario.

      Besos.

      Eliminar
  20. Esas manos te llegan a lo más interno del alma y despliegan sensibilidades y belleza.
    Mil besos, cielo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En verdad, Merche, con las manos he tomado la parte por el todo.

      Besos.

      Eliminar
  21. Un poema en el que la palabra se convierte en "manos"que abrazan,acaricián,curan,acunan,impulsan y son obras de amores...y no buenas razones...Preciosa esta palabra reflejo de esas manos..Francisco.
    Mi felicitación por la fluidez y expresividad del poema y la profundidad.
    Mi abrazo inmenso,compañero y amigo.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Fluidez, expresividad, profundidad..." ¿Eres consciente de lo mucho que me has dicho, María Jesús? Te quedo muy agradecido.

      Besos.

      Eliminar
  22. Paco, tú siempre magnífico, en tu línea. Es un verdadero placer leer tus poemas. Un abrazo desde mi mejana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Felipe. Fue una suerte encontrarte.

      Un abrazo.

      Eliminar
  23. Te mereces esos cuidos y esas caricias de esas manos tanto como la dueña de esas manos se merecen tus poemas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuérdame, Anunziatta, que no deje nunca de quererte.

      Besos.

      Eliminar