12 mayo 2013

ROMERO DE TORRES, ENTRE EL MITO Y LA TRADICIÓN


Exposición temporal de Julio Romero de Torres en el Museo Carmen Thyssen Málaga. Entre el mito y la tradición es un recorrido por la obra de uno de los pintores más populares de la historiografía española, a la vez que pretende reflexionar sobre su trayectoria creativa a través de diversos capítulos dedicados a los temas más recurrentes de su producción.

Boceto del poema a Córdoba

Julio Romero de Torres (Córdoba, 1874-1930) es uno de los artistas españoles más reconocidos durante el periodo conocido como fin de siglo, llegando a ser considerado el maestro absoluto del simbolismo andaluz. Su obra se ha asociado, durante mucho tiempo, a corrientes pictóricas populares y folclóricas españolas, pero su producción posee verdadera identidad propia, pasando de ser un mero tópico a considerarse una corriente estética propia del simbolismo.

El sueño flamenco

Residió a Caballo entre Córdoba y Madrid, y fue en la capital donde comenzó la difusión de su obra gracias a su amistad con importantes artistas y literatos de la época, principalmente con Ramón María del Valle-Inclán. El escritor se convirtió en su mentor, y gracias a la difusión de sus ideas estéticas, así como los textos que realizó sobre el pintor, Romero de Torres consiguió el reconocimiento definitivo.

La Buenaventura

La exposición se compone de varias secciones organizadas desde un punto de vista temático, dentro de las cuales también queda patente la evolución estilística del pintor. Vinculado desde pequeño al Museo de Pinturas de Córdoba, —su padre era conservador del mismo—, la formación de Julio Romero de Torres estuvo ligada tanto a la influencia paterna y a la pinacoteca cordobesa como a las aulas de le Escuela de Bellas Artes y el Conservatorio de música. Durante lo que se considera la primera etapa de su producción, cultivó una pintura de carácter luminista vinculada a la estética de raíz impresionista.

La Feria de Córdoba

Pero fue a partir de un viaje a Italia en 1908 cuando su trayectoria experimentó un giro definitivo, consolidando un estilo propio que identifica su pintura. Desde este momento, sus composiciones se caracterizan por poseer una gran carga simbólica, así como por plasmar constantemente el concepto de dualidad, cuyo objetivo reside en representar la simbiosis existente entre dos extremos morales.

La Monja
Naranjas



Las hermanas Santa Marina

43 comentarios:

  1. Hola Francisco
    Buenas Noches de sábado.
    Qué bueno que nos des a conocer a pintores tan talentosos de tu tierra. A mí me fascina el arte y siempre estoy anotando a los artistas nuevos que no conozco para hacerle un homenaje en mi blog de pinturas.
    Excelente entrada.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues aquí tienes materia para tu blog y aún puedes esperar al día de mañana con el pintor que falta. Muchas gracias Luján.

      Besos.

      Eliminar
  2. ¿Se sabe de donde proceden los cuadros? ¿Todos de Córdoba o de otros museos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque el Museo de Córdoba cuenta con la mayor colección de este pintor, las obras son procedentes de distintos puntos geográficos y colecciones privadas. Para una entrada de este tipo, nada erudita, me pareció bien no recargar de datos, sino hacerlo más ligero siendo como es muy asequible a la vista.

      Besos.

      Eliminar
  3. El de los billetes de cien.
    Tuve oportunidad de ver su museo cuando estuve en Córdoba.
    Veo que tu viaje a Málaga ha dado para mucho y bueno.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la calle Carretas, casi esquina con la Plaza de Benavente de Madrid, conocí a la que fuera modelo de Jului Romero de Torres. Mayor, indigente, muy repintados los ojos y con un billete de cien y una fotografía de joven reclamando misericordia. Esto debía ser 1969-1970, no recuerdo con precisión.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Yo estuve en su museo de Córdoba cuando era pequeña y recuerdo que me gustaron mucho las mujeres que pintaba con sus moños, porque mirarlas a ellas y mirar a mi madre, era todo uno.
    Mi madre se reía,según me contaba años más tarde, por la cara que ponía mirando las obras y mirándola a ella,ja,ja,ja
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué buen recuerdo se ha refrescado en tu mente con esta entrada! Me alegro mucho de que así sea, Marinel. A mí me ha parecido portentosa la manera de reproducir los cacharros de cobre con tanta precisión y economía de brochazos.

      Besos.

      Eliminar
  5. Me gusta mucho Romero de Torres , sobre todo los colores que utiliza y lo bien que supo captar el "alma" de Córdoba y la belleza de la mujer Cordobesa . El Museo de Córdoba es una maravilla . En mi casa siempre hubo un Cuadro ( lámina enmarcada) de la Chiquita Piconera que creo que es su Obra por excelencia o por lo menos está considerado como su testamento pictórico , pero la modelo parece ser que era argentina ( Mª Teresa López ) . Siempre estuvo esta lámina presidiendo mi casa y también una capillita de San Rafael que aún conservo ( como hija de Cordobeses) y que si me cambio de casa algún día , vendrá conmigo .
    Gracias por acercarnos a este Pintor que creo que mucha gente desconoce . Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón en cuanto dices, Charo. Además, me parece muy adecuado no perder las raíces y conservar esas imágenes que ya son patrimonio familiar.

      Besos.

      Eliminar
  6. ¡Quién pudera estar en Málaga para disfrutar con los lienzoss de Romerto de Torres, plagados de mujeres bellas de ojos negros como la noche! Tuve oportunidad de visitar su museo de Córdoba y quizá uno de los lienzos que más llamó mi atención fue el titulado "Pelo". Una muchacha de espaldas luce su moño bien peinado y sedoso en un cuadro que sólo abarca el busto corto de la protagonista, es decir, porco menos que la cabeza y los hombros. ¿Se puede decir tanto en tan poco?
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la condición del artista, representar el mundo en un pequeño plano, sugerir un universo en tan solo unas palabras. Pero para todo eso hace falta oficio y dotes artísticas.

      Besos.

      Eliminar
  7. Tengo dos láminas enmarcadas de Romero de Torres en el pasillo de mi casa como no podía ser de otra manera.
    Es este pintor uno de los símbolos de Córdoba, no se concibe hablar de la ciudad y no mentar al artista.

    Un abrazo Fco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece de justicia colgar en todo hogar cordobés una lámina (lo del cuadro son palabras mayores) de Julio Romero de Torres.

      Besos.

      Eliminar
  8. Yo creo que fué un acierto recuperar este antiguo edificio y una suerte que la Baronesa elegiera Malaga para este Museo.
    Como anecdota diré que en tiempos de noviazgo cuando comprabamos enseres para nuestro ajuar compramos varios cosas en la tienda que se ubicaba en este adificio. Establecimientos ALVAREZ era un establecimiento de mucha categoria y enorme donde se vendia todo lo referente al menaje de Hogar y decoracion.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De esa misma tienda, Tomás, son los cubiertos con los que te recibimos en mi casa y que ya superan los 40 años.

      Besos.

      Eliminar
  9. Algunas de sus obras, son geniales, y eso que no soy yo mucho de pintura. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uno no es de la pintura, sino que ésta va y te atrapa sin más explicaciones; luego están los especialistas que le sacan punta a todo, pero no es imprescindible.

      Besos.

      Eliminar
  10. Preciosas pinturas. No es mi especialidad. No tengo mucho conocimiento al respecto pero sí gusto.

    Besos refinados ... :)

    ¡FELIZ DOMINGO !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No son precisos los conocimientos, sino dejarse emocionar por lo que ven los sentidos.

      Besos.

      Eliminar
  11. Ando leyendo tus entradas de estos días pero llevo una semanaita... y desde ayer en la cama con un gripazo de los buenos!

    El caso, que desde que has estado de excursión pictórica en Málaga, ando paseando por allí yo también. El museo Picasso lo conozco, no el Thyssen, y la galería que nos regalaste ayer, excepcional, muchos de esos cuadros ya los he visto anteriormente...

    Hace años estuve en Córdoba y visité en museo de Romero de Torres, y como no podía ser menos, me gustó mucho.
    Lo que has contado de su modelo en Madrid, ya de mayor... qué pena, no?

    Besotes!
    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ti, Edurne, es difícil presentarte un museo, un libro, una exposición ni nada que dé de lleno en la cultura.

      Besos.

      Eliminar
  12. Y qué magnífica selección hace usted. Esa feria de Córdoba es maravillosa.

    Feliz tarde, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  13. Me siento premiado con su buena nota, Madame. ¡Sois tan amable conmigo!

    Bisous

    ResponderEliminar
  14. Aunque conocido sobre todo por su mujer morena, en multitud de poses, es bueno que se sepa que fue mucho más. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece muy oportuno lo que dices. Por cierto, yo ni siquiera me he referido a esa obsesión del pintor por su mujer fetiche, la cordobesa morena de ojos negros que estaba acostumbrado a ver por calles y plazas de su ciudad.

      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Impresionantes esas pinturas, esas estampas costumbristas, esas morena de mi copla!!! Besos primo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, prima. Cuando falta a la cita hay algo incompleto en mi vida.

      Besos.

      Eliminar
  16. No es un pintor muy valorado Romero de Torres, tal vez porque hoy se ve como algo cateto, algo atrasado el regionalismo o el casticismo, pero, que duda cabe, pero que es un pintor excelso, grande entre los españoles del siglo XX. Espero que disfrutarais mucho en la exposición de la Thyssen de Málaga. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así fue, Paco; tanto, que he querido hacer una doble entrada para separar los fondos habituales del la exposición temporal de Romero de Torres, la cual merece la pena destacar y diferenciar de la otra.

      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Hola querido Francisco: Gracias por traer a tu blog imagenes del pintor cordobés. (Mi paisano).
    En el comentario dejado en mi blog, sugieres que cambie la palabra imaginativo por hechos reales. Ya lo he hecho. Tampoco yo estaba muy segura de haber puesto la palabra correcta. Gracias amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que era de justicia dar noticia y destacada de lo que anuncié al hablar de la excursión cultural a Málaga.

      Tal vez no tendrías que haber cambiado nada; tal vez yo no tendría que haber dicho nada y seguro que tú debes hacer aquello que te place y no lo que yo te diga. En todo caso, si te ha parecido bien y crees que te ha servido de ayuda, me congratulo por ello.

      Besos.

      Eliminar
  18. Me ha encantado como has conducido esta transcendental obra de Romero de Torres entre el mito y la tradición.Sabía captar magníficamente el reflejo andaluz y hacerlo vivo en sus cuadros. Francisco, ¿ te has planteado alguna vez ser crítico artístico ?la exposición que nos ofreces es magnífica!

    Un fuerte Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi gratitud por tus excesos, Raelynn. Ya sólo soy un viejo jubilado que se resiste a vegetar y se divierte más entre libros y las nuevas tecnologías que echando la partida en el café, cosa que no practico.

      Besos.

      Eliminar
  19. La mayor parte de su obra es desconocida...a excepción de la morena de los billetes, y es que la historia no ha hecho justicia con este pintor que supo captar como nadie, el tipismo andaluz. Quizá ahora con esta exposición de sus obras se le valore más y se le dé el reconocimiento que tanto merece.

    Un abrazo y feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces los artistas son reconocidos por su generación y luego olvidados; otros pasaron más o menos desapercibidos y son rescatados más adelante; pero sin duda estamos ante un gran artista.

      Besos

      Eliminar
  20. "Julio Romero de Torres pintó a la mujer morena con los ojos de misterio y el alma llena de penas..."Asi reza la canción de Manolo Escobar...Y así es,sus cuadros nos transmiten belleza,misterio y emoción palpitante...Es una gozada contemplarlos y llenarnos de sentimientos.
    Mi gratitud y mi abrazo grande por esta bella e inolvidable entrada.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  21. Tu juventud, María Jesús, le adjudica "La morena de la copla" a Manolo Escobar, que también, pero mucho antes la cantó y estrenó de forma magistral Estrellita Castro.

    Mi gratitud también por tu asistencia. Besos.

    ResponderEliminar
  22. Felicitaciones por tan bello y cultural post.
    Me gusta el arte de Julio Romero de torres.
    Pintor de la mujer morena, como dice la canción, o las canciones populares andaluzas.

    Un abrazo de MA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que haya sido de tu agrado, MA.

      Besos.

      Eliminar
  23. Hola de nuevo Paco , perdón corrijo en el anterior comentario Torres, con T.Jejeee.
    Sigo escribiendo con una mano.

    Besos de MA.

    ResponderEliminar
  24. Muy buena información, con ella nos culturizamos un poco. Preciosas las imágenes.
    Hace tres años estuvimos en Córdoba pero no pudimos pasar a visitar la sala de Julio Romero de Torres porque la estaban reparando. Nos quedamos con ganas de visitarlo, así, que cuando podamos iremos.
    Buena entrada.
    Saludos y besos

    ResponderEliminar
  25. Sin duda, tu excursión ha sido de lo más productiva compañero de letras... A mi me encantan los museos, ciudad que visito, museo que exploro...jejeje
    Me gustan mucho estos post tuyos. Gracias por traernos un pedacito de tu viaje.
    Abrazos de azul mar :)

    ResponderEliminar