11 diciembre 2015

LANGUIDECIENDO



Mi amado es mío y yo de mi amado.
(Ct 2, 16)

Una sonata languideciendo de amor
mudado de color por la espera.
Cuando cae la tarde por el pastizal,
en la ladera de un monte enhiesto
y un arroyo jubiloso sobre las peñas
y los recodos sin amansarse,
la foresta invita a la búsqueda
de los únicos labios existentes
─brocal del pozo de tu boca─
para abrevar esta sed insaciable
hasta la extenuación.
En el pasto, entre azucenas mutiladas,
la huella y el aroma de tus pasos,
amada mía, como señal de tráfico de mi ruta.
Sólo tú. Sólo tú eres la existencia para
mi mirada unívoca que en ti se complace
y en ti encuentra su razón de ser.
La tarde se va amoratando,
con sus ribetes tibios y bermejos,
y una sonata languidece de amor
subrayando el silencio de dos
que quieren ser uno
danzando las complacencias del amor.

22 comentarios:

  1. ¡Qué maravilla!
    Admiro tus poesías al amor me dejan en cálidoy esperanzado sabor deboca.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, sinceras gracias, Tracy, por tu comentario.

      Un beso.

      Eliminar
  2. Buen momento para el amor -o para su evocación- cuando el día declina y la tarde se tiñe de tonos anaranjados o cárdenos: marco propicio e inmejorable.
    Un saludo, Paco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay estaciones propicias y también horas del día más adecuadas que otras. Gracias, Cayetano.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Un único amor es el que llena una vida colmándola de satisfacciones, esa semilla de amor hace brotar y multiplicar el amor, creando nuevos brotes a su alrededor.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La clave para entender mi vida es esa exclusividad, ese amor único y eterno. Gracias por tu seguimiento.

      Besos.

      Eliminar
  4. Eterno el amor y cada una de sus sensaciones.
    Bello poema.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por venir a leer y comentar, Musa.

      Besos.

      Eliminar
  5. Me recordaste a GARCILASO DE LA VEGA, Francisco: "Cuando me paro a contemplar mi estado,
    y a ver los pasos por do me ha traído,
    hallo, según por do anduve perdido,
    que a mayor mal pudiera haber llegado..."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto es mucho más de lo que nunca hubiera imaginado, Alicia. Muchísimas gracias por tus afectuosas palabras. Uno acaba por ser lo que se ha ido colmatando a lo largo de los días, los años y las lecturas, si bien confieso que hace mucho que no he releído a Garcilaso.

      Besos.

      Eliminar
  6. UNA DIVINURA. Me llevo este poema de oro y perlas. Un canto al amor.
    unos versos que enternecen y llenan de admiración.
    eres un poeta de excelencia. lo dije mil veces.
    Mis amigas correntinas mueren de amor por este poema. Esta tarde me acompañaron dos misioneras y lo copiaron "a dos manos"
    "En el pasto, entre azucenas mutiladas
    la huella y el aroma de tus pasos"...Bellísimo
    Apapachos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Maravilloso todo lo que me cuentas, María del Carmen! Si tienes la ocasión, dale a tus amigas mis muestras de agradecimiento. A ti ya no sé qué decirte después de tantos poemas guardados en tu cuaderno de oro.

      Apapachos.

      Eliminar
  7. Hermosas palabras, conforman un bello poema de los que alimentan el espíritu. Mensajes de amor entre el alma y la razón.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay un momento en la vida, José, que lo que no alimenta al espíritu deja de tener interés para uno. Y es que precisamente ahí es donde radica lo fundamental.

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. El poema expresa de forma magistral la hermosura del amor,y el poeta es único para que podamos admirarlo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por suerte, Katiuska, el poeta lo admira y lo vive de este modo. Muchas gracias por venir a leerme y por dejar tu huella.

      Besos.

      Eliminar
  9. Magnifica poesía que canta al amor y a la naturaleza en toda su belleza, me ha encantado,llega al corazón del que la lee por su magnificiencia.
    Gracias por tu visita y tu comentario, dices en él que hay veces que lo que sucede más alla es metáfora de lo que nos sucede a nosotros mismos, y quieres que escampe, ya escampará, amigo mio.
    Besoso, feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, querida Demofila, por venir a leerme y dejar tu comentario. ¡Feliz Navidad!

      Besos.

      Eliminar
  10. Hola Francisco. Bellisimo. El amor es lo más natural que puede haber en la vida. "Dos que quieren ser uno". Así de bello y tierno es el amor verdadero. El amor es el apoyo y la prolongación del yno en el otro.
    Saludos y abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Isa, por esas palabras cargadas de emoción.

      Besos.

      Eliminar
  11. Qué bonito amar así, tener al lado ese pozo de amor que calma la sed e inunda la vida de alegrías y gorjeos del corazón.
    Precioso, Francisco.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Qué bonito amar así, tener al lado ese pozo de amor que calma la sed e inunda la vida de alegrías y gorjeos del corazón.
    Precioso, Francisco.
    Besos.

    ResponderEliminar