22 abril 2015

PAISAJE



Un niño corre detrás de una pelota;
la pelota rueda hacia la fuente,
el agua corre en sentido vertical
y el sol traza su órbita al poniente
mientras la sombra lo hace
en sentido opuesto y alargándose.
Un perro corretea alrededor del niño
y persigue a la pelota;
ambos acaban en la fuente para gozo mutuo;
la madre grita, el perro ladra y se sacude
como un aspersor improvisado,
mientras el niño ríe su regocijo
sacudiendo mimético las manos y la cabeza.
En el banco contiguo
se morrea una parejita con apasionada
hambre amorosa;
la madre mira de reojo y murmura,
refunfuña sin pronunciar reproches
pero dibujándolos en sus muecas.

El parque; todo el parque al completo;
el parque cabe en una mirada,
y todas las miradas, todas ellas confluyen,
para componer este irrepetible momento
de asueto extraordinario, y de solar y de gozo.

17 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Esa ha sido la pretensión, una fotografía de unos instantes en el parque.
      Besos.

      Eliminar
  2. Siempre que haya niños y niñas los parques generan alegría por contagio, sin embargo si está vacíos provocan sensación de tristeza.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, el fin de los parques son las personas y en especial los niños; sin ellos nada es igual.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Parque vital y desde tu mirada, provoca una gran emoción leerte. Me regalaste alegría para este día que comienza.
      Anís y abrazo.

      Eliminar
    3. Gracias, Sara, por esa emoción de la que hablas, el máximo anhelo de quien decide escribir.
      Besos anisados.

      Eliminar
  3. Adoré este post. he visto el parque , he sentido su alegría , su brisa de colores, la parejita que se mima pero el niño y el perro llenaron mi alma de tal modo que todo lo demás se convirtió en secundario. Amo a los niños y amo a los perros. Locamente, con desmesura como sólo sé hacerlo.¡me encantó ! ese niño y ese perro que son la demostración del amor incondicional , donde solo prima el sentimiento.y no hay ningún interés . Pura lealtad . El amor perfecto.
    Apapachos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María del Carmen, por esa palabra mágica: "adoré". Lo recibo como un galardón cada vez que me lo otorgas.
      Apapachos.

      Eliminar
  4. Bonita fotografía de un instante!!
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese fue el interés, Zamarat, la instantánea de un instante absolutamente corriente y con un lenguaje apropiado.
      Dos besos.

      Eliminar
  5. Me alegro por esa imagen que ha captado tu alma y que te ha permitido ser niño de nuevo y tierno enamorado. Mi felicitación y mi abrazo grande por tu bella y generosa inspiración.
    Feliz día, Francisco.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María Jesús, por tu visión. Efectivamente, pretendía sacar la ternura de la infancia como protagonista de esa estampa tan frecuente de un parque.
      Un beso.

      Eliminar
  6. La palabra que resume todo es... "movimiento" y, por lo tanto, vida.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta tu mirada u tu resumen, Cayetano.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Cuando los parques están en pleno bullicio nos trasladan alegría y vida. Pero cuando es verano por la noche desprenden paz. Sin embargo como dice Emilio cuando están vacíos por el día y si llueve aún más nos dan una cierta tristeza. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Una instantánea llena de vida.
    Un abrazo, Paco.

    ResponderEliminar