18 agosto 2014

DECLINAR



La mirada suspendida
en el curso decreciente del sol
en su ocaso,
esperando no sólo el declinar
del astro sol,
sino el espectáculo lumínico
con el que sorprenderá
dorando o incendiando nubes
o el destintar la escala de grises
que oscurece al paso incesante
del sol en su recorrido.

La mirada suspendida
en el barco, rayano horizonte,
mínimo en la distancia
y empequeñecido según se alejaba
con rumbo al Estrecho,
donde el mar se hace Atlántico
y extremadamente anchuroso.

La mirada suspendida
en la placidez del agua,
de los aconteceres,
de la luz, de las perspectivas
y la luminosa estrella que alumbra mi vida.

14 comentarios:

  1. A tus letras quedo rendida, a tu sensibilidad me acerco y la imagen del instante queda grabada.

    Hermoso¡

    Besos muy fuertes,

    tRamos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La única rendición que acepto es la de la amistad. Letras (de banco), ahora no tengo, pero las tuve. Gracias por la hermosura de la que hablas.
      Besos marinos.

      Eliminar
  2. Mientras esa estrella siga brillando, el mar y ella, serán la fuente de tu bella inspiración.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Rafael, por tus delicadas palabras.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. La mirada suspendida en ese reflejo de tu voz...
    Muy bello¡

    Enhorabuena, por esa mirada tan bonita. Feliz semana, amigo¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo en tus ojos el mar, la mar azur. Muchas gracias.
      Besos.

      Eliminar
  4. ¡Escandalosamente hermoso , españolito ! ¡"Te has pasado siete pueblos "1 Un poema magistral con un verso final que sólo puede ser una gema de jade purísimo.
    ¡FANTASTICO !por supuesto "Se va conmigo " (lo aprendí de Pat ) eres un poeta de excelencia .yo me arrimo para que me contagies el talento. ¡APLAUSOS !
    Apapachos .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi correntina querida, si pensara más en ti cuando miro al mar, entonces... entonces todos mis poemas se irían contigo, pues sé de antemano cuales te van a gustar.
      Apapachos.

      Eliminar
    2. Mari Carmen, a veces una palabra basta para decirlo todo. Muchas gracias.
      Un beso, si no lo consideras osado.

      Eliminar
  5. Qué tendrá el ocaso que a todos embelesa y arranca de cada uno el alma del filósofo y del poeta que llevamos dentro. Y además está el mar. ¿Se puede pedir más?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me pido un aplauso para ti por tu comentario, Cayetano.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. El mar y el ocaso... un lugar y un momento en el que las almas parecen suspendidas, reflexivas, casi apagadas.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has redondeado el poema, Carmen. Muchas gracias.
      Un beso.

      Eliminar