08 mayo 2014

UN BARCO DE TITANIO

A Edurne García Argote

Un barco de titanio de pronunciación gutural,
un acorazado varado que gesticula
y llama ostensiblemente, una araña gigante
que pasaba por no se sabe dónde...
La ría, en otro tiempo herrumbrosa,
el Txoko, tu Txoko,
y yo buscando tu sonrisa
atxapelada por las tabernas
entre txikitos y banderillas
que se exhiben provocativas
donde el olfato y la vista: beltza, mesedez.

Museo Guggenheim, Bilbao

“Cuando no sepas qué hacer,
vente conmigo al Txoko”  —me pareció oírte—
me imaginé en tus brazos de enredadera,
entre libros florecidos de anotaciones
puntillosas y pétalos carnosos en el programa
inabarcable con el que agotarme.

Entre las muchas opciones,
no hay otro aroma que el de tu piel
que me quedó impregnada
al abrazarnos largamente. Tú,
mayúscula tú, imperial tú, solemne tú.
Tú eras la fruta y yo el cesto
o simplemente la rama del que pende.
No, es posible que fuera al revés;
no lo recuerdo. ¡Estábamos tan unidos!

Te busco en la memoria,
en la comisura de tu sonrisa de mamia
enmelada sin excesos,
en el vuelo de tu boina roja,
en el rubor dilatado del encuentro.
Y como gudari de escolta,
un barco de titanio de pronunciación gutural.

32 comentarios:

  1. Ese barco de titanio-museo de Bilbao hoy preside tu poema homenaje a tu amiga Edurne. Toda una muestra de amistad a través del tiempo y la distancia. Mi felicitación a ambos por ese encuentro inolvidable, que nos relatas y que firmó y afianzó vuestra entrañable amistad. Mi abrazo inmenso para ambos.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El encuentro, como el tuyo, sigue la oportunidad que todavía no tuvo, pero ¡dónde están los impedimentos! Gracias por tus palabras sinceras.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Mi Botxo se alegra de tu visita tan poética...
    Una sorpresa y un agradecimiento sincero!
    Muxuak!
    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú le llamas Botxo (agujero) y yo Txoko (esquina), pero lo importante es el encuentro que he querido traer a mi forma y que tal vez por eso no se ha producido, porque tú me esperas en el Botxo y yo te busco en el Txoko.
      Besos.

      Eliminar
  3. Hola Francisco, es muy bonito este poema que le dedicas a tu amiga Edurne, seguro que cuando lo lea estará encantada, los encuentros entre personas que solo nos conocemos a través de estos comentarios resultan muy gratificantes y el vuestro por lo que cuentas así lo fue como vuestra bonita amistad, mi enhorabuena a los dos y que esa amistad dure por siempre:)

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuestro encuentro, Piruja, para cuando se produzca, sé que será así. Nos conocemos a través de las palabras y ya nos hemos dicho muchas cosas y nos conocemos un poco.
      Besos.

      Eliminar
  4. http://edurne-desdelaorilla.blogspot.com.es/2007/04/azul-titanio.html

    "Buque insignia.
    Aristas de titanio. Dureza en la mirada y tacto de azul cantábrico...
    Te pasean, te paseas, ahí, anclado en la orilla que te acuna bajo la luz de la luna.
    Arrogante levantas tu planta desafiando al mismísimo cielo, azul bilbaíno...
    Buque fantasma, lleno de recuerdos, de sonidos de otros días, impregnado de gris, de humo y fuego...
    Suave lluvia que acaricia tu lomo y destellos de rabia y furia dormida, azul marinero, venido de tierra adentro...
    De secano son tus tripas, enorme ballena que traga absurdos miedos, humores y tierras a la vista. Azul sereno...
    Buque de feria. De lejos te visitan, te alaban y maldicen, perforan tus entrañas con luces y sueños imposibles.
    Azul de frío titanio..."

    Este es mi barco de titanio de pronunciación gutural.
    Vuelvo a gradecerte el precioso detalle de dedicarme este poema.
    Quiero aprovechar para aclarar al personal que Francisco y yo, todavía no nos conocemos personalmente, aunque nos une una gran amistad.
    Espero que no esté lejano el día en que, de verdad, nos fundamos en un entrañable abrazo.

    Eskerrik asko, lagun!
    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta es una magnífica recreación, un amejoramiento del original. El abrazo que nosotros no nos hemos dado se lo dan nuestras letras y se van a fundir en un para siempre.
      Besos.

      Eliminar
  5. Precioso poema el que le dedicas a Edurne... y cual no lo es ?

    Un abrazo a los dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con tus ojos todo lo ves bonito. Ahora con su respuesta es mucho más hermoso. Ella y yo sabemos que nos comunicamos a diario, aunque sin pagar peaje.
      Dos besos.

      Eliminar
  6. Buena gente hay por allí.
    Un saludo desde lejos. De nuevo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Edurne es la maestra que yo quisiera para mis nietos, una gran persona.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Hola Francisco, muy bonito el poema Un Barco de Titanio.
    La foto también es muy linda.
    Saludos y besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La foto estaba guardada en mi archivo para este destino desde hacía un par de meses, pero no había encontrado en momento de ponerme a ello.
      Besos.

      Eliminar
  8. Todos tus poemas son bonitos. Como no entiendo mucho y no quiero que me mandes al diccionario, te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El diccionario siempre es el recurso, pero en este caso no se trata de la misma lengua, sino del euskera o vasco. Ya he dejado en comentarios anteriores el significado de casi todas las palabras. Voy a repasar. Sí faltan estas:
      atxapelada: txapela significa boina y yo he inventado un adjetivo para su sonrisa.
      beltza, mesedez: vino tinto, por favor.
      gudari: es un guerrero o soldado vasco.
      Hoy no te mando al diccionario, sino que te mando un beso.

      Eliminar
  9. Tu poema junto al comentario de Edurne, suman entre los dos, una maravilla.
    Me ha encantado este barco.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya le he comentado que voy a juntarlos para que formen una unidad. Gracias, Marinel.
      Besos.

      Eliminar
  10. Precioso poema para alguien que lo merece.
    Da gusto leerte, da gusto conoceros.

    Un abrazo Fco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El gusto es mío, Elena, y también mi agradecimiento por la buena acogida que siempre me haces.
      Besos.

      Eliminar
  11. Respuestas
    1. Gracias, Zamarat. ¿Qué tal el peque?
      Dos besos.

      Eliminar
  12. Ni lo había pensado!, sí que parece un barco con la perspectiva que da la foto, ni "en persona" es tan visible su parecido. Un acertado título.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Tracy. A veces necesitamos más de una mirada para comprender las cosas. Yo quedé prendado cuando vi tus pies por primera vez.
      Besos.

      Eliminar
  13. Todos tus poemas son dignos de imprimirse en papel perdurable pero sobre todo en nuestras mentes por su belleza. Felicidades.

    El Guggenheim se ha convertido en todo un simbolo del nuevo Bilbao. Cuando yo estuve llovía y no conseguí esa luz y esos reflejos tan ideales en el agua que muestran tu foto, no obstante me impresionó igualmente.

    Un afectuoso abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Chela, porque siempre tienes para mí una palabra de aliento, un impulso a seguir creando y fijando.
      Un beso.

      Eliminar
  14. No lo he visto nunca, pero al menos por fuera parece precioso. En cuanto al poema, el verso "tú eres la fruta y yo el cesto", me parece de lo más bonito. Un abrazo Francisco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Pepe. Pues tú que eres un gran viajero, no te pierdas este museo en cuanto te sea posible. Bilbao ha tenido un gran alcalde que ha hecho cosas grandes por su ciudad y este es un museo de referencia por el edificio y su contenido.
      Un abrazo.

      Eliminar
  15. me ha gustado este barco...

    saludos
    carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo cual, Carlos A., lleva implícito que te gustaron las letras. Muchas gracias.
      Un abrazo

      Eliminar
  16. Uy! pero qué homenaje a estas tierras de barcos museos de titanio y qué bien has utilizado el argot y las palabras nuestras.

    Ojala que Edurne y tu os conozcais muy pronto, y decirte que entre tu poema y el suyo habéis construido un trenzado de versos preciosos.

    BESOS Francisco y un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con los años, voy sabiendo un poquito de personas y palabras. Edurne es de esas personas a las que quieres antes de conocerla o bien que nos conocemos a través de nuestras palabras. Gracias, Laura, tú también sabes mucho de palabras, hasta de palabras impuestas.
      Besos.

      Eliminar