06 mayo 2014

BALCÓN DE LOS SUEÑOS


                                                           Estoy sin ti y contigo.
Experimento tu verdadera posesión.
ISABEL MARTÍNEZ BARQUERO


Cuando el deseo se hace vehemente,
cuando ser y estar
son peces jabonosos y evasivos
que se conjugan entre los dedos
y dejan secuelas de penitencia
con ansias de escapatoria;
cuando la vida se desdibuja en aspirar
aquello que no se respira
o que se inhala y transpira lo que
mortecinamente no apetece,
entonces es el momento del viraje,
cambiar de rumbo
y asomarse al balcón de los ensueños.

Ojén (Málaga) en la memoria y el Mediterráneo a vista de pájaro.

Por encima de las paredes enjalbegadas,
de la cal apagada en los paramentos,
los tejados irregulares y algunas azoteas
por encima de la aplastante realidad...
Experimento, vivo
una escapatoria por el lejano balcón
de los sueños infantiles,
para surcar el mar
con el único e incierto propósito
de una loca aventura de foque, trinquete y gavia
que me lleve al ensueño en el que abrigarme.

36 comentarios:

  1. Como estás de feria te has escapao a respirar aire puro a tu tierra, ¿eh?
    Una maravillosa imagen la que nos muestras.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es así, Tracy, como es feria y eso me resulta una incomodidad casi absoluta, sigo haciendo en casa mi vida normal, pero dejo volar a mi pensamiento. Es un medio económico de viajar y ni siquiera contamina.
      Besos.

      Eliminar
  2. Igual que un sentimiento, así es esa abrigo...
    Un abrazo.

    No es un ensueño. besos¡

    ResponderEliminar
  3. Tu balcón es sereno, de paisaje hermosísimo.
    Tus versos, hondos, se abren a la nostalgia y la vencen.
    Precioso poema, Francisco, y un orgullo esa cita mía en su inicio.
    Un abrazo bien grandote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Isabel, por tus palabras. Me quedo satisfecho porque creo que he estado a la altura.
      Besos.

      Eliminar
  4. Lindo homenaje a ese balcón al que todos los que vivimos cerca nos hemos asomado a disfrutar del paisaje de ese bonito pueblo de paredes blancas que se divisa desde él, y al pueblo en el que viste la luz por primera vez, se ve que te sientes orgulloso de pertencer a él.
    Besos, feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí, Ojén y Marbella van de la mano. De muy pequeño veía el mar desde ese balcón, desde la azotea de mis padres; luego la hice mía y la llevo igualmente en el corazón.
      Besos.

      Eliminar
  5. Te apartas del mundanal ruido para tener frente a ti un paisaje mezclado con tus sueños.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un puro producto de los sueños, Emilio, pues sigo estando en Sevilla, pero alejado de la feria.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Nada como volver a ese balcón de la infancia, desde allí te reencuentras contigo mismo.

    Un abrazo Fco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y lo mejor de todo, Elena, es que como lo posees en tu mente, no hacen falta desplazamientos.
      Besos.

      Eliminar
  7. Gracias por contar con Isabel Martínez, en ese balcón.
    Salgo a respirar lo que puedo de aire sereno y sencillo para dejarle mi saludo.
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Sor Cecilia. Sólo conocía a Isabel del Blog, pero ahora tengo un par de obras suyas y eso es muy importante.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Qué lindo tu balcón de los ensueños ! Como siempre tu poema es hermoso .
    El penúltimo verso no tengo ni idea de lo que sea. .No son elementos conocidos en mi tierra o tal vez tengamos sinónimos.. Luego me explicas.
    ¡APAPACHOS !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu apreciación. Foque, trinquete y gavia son los nombres de tres tipos diferentes de velas de barcos. Sí que son muy conocidos en tu tierra, también marinera, tal vez no en Corrientes y, eso sí, referido a barcos veleros.
      Apapachos.

      Eliminar
    2. Ah no españolito ! yo puedo ser la "burra " pero mi tierra no. CORRIENTES es LO MAS. y seguramente saben de esas palabras . Acá también hay río .El Paraná cuyas aguas son dulces como la miel.. Barcos veleros no sé . Pero acá NO HAY NADA QUE NO HAYA. . mi tierra es rica . Andá a visitarnos y veremos si podés volver. ¡APAPACHOS !!

      Eliminar
    3. No me entendés. No te llamé "burra" ni se me ocurriría, pero a mí me enseñaron (tal vez también a vos y lo ha olvidado) que las palabras desconocidas están en el diccionario. Sé que tu tierra es muy rica y como tal, seguramente también muy saqueada, como corresponde. Ahora no cruzan los mares muchos veleros, que también, pero en otro tiempo era la fuerza del viento la que movía los barcos. Pues bien, para no extenderme, cada vela tiene su nombre propio y todo está en el diccionario.
      ¿Me entendés?

      Eliminar
  9. No es mal refugio el ensueño, cuando es la infancia el punto de llegada. Paradojas de la vida: creíamos que aquellos años eran el punto de partida.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que no sabíamos es que el mundo es redondo y los viajes de ida y vuelta.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. A veces intento asomarme de nuevo al balcón de mi infancia, pero el panorama que observo a través del tiempo no es luminoso.
    Está pintado de gris y rodeado de escombros.
    Cierro las contraventanas y sólo puedo describir lo visto mediante mis textos.
    Y después de leerlos, creo que más me hubiera valido no asomarme a ese balcón, porque a veces recordar y escribir lo anteriormente vivido, te rompe el alma.
    Sé que me comprendes.
    Recibe mi abrazo, querido Francisco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que te comprendo. Pero sigo pensando que es un buen ejercicio.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Hola Paco, el poema es precioso.
    Lo bueno de poder cambiar y asomarse al balcón de los sueños, es que los sueños siguen ahí y no nos abandonan. Y si no aparecen nuevos pues tiramos de los que sueños que ya fuimos capaces de realizar.
    Bello poema, preciosa imagen.
    Saludos y besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Isa. Me comprendes porque sabes bien que no necesitas volver a san Vicente para describir ninguna de sus facetas desde tu escritorio en Madrid.
      Besos.

      Eliminar
  12. Grande Tocayo, te has salido con esta poesía dedicada a mi paisana, la cual tuve la gran suerte de conocer en una presentación de su libro "Linaje oscuro". Te aseguro que me impresionó su saber estar y, sobre todo, su sabiduría. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues cuando tengas la oportunidad de estar de nuevo con ella, dile lo mucho que la admiro, y de ahí estos últimos poemas centrados en ella.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Un bonito balcón para asomarse a los sueños desde cierta perspectiva.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las cosas suelen estar a nuestro alcance, el problema, casi siempre, es que no hacemos usos de ello. Gracias, José.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Por suerte, existe ese balcón, ese que nos permite asomarnos y dejar volar los sueños.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Rafael, tú sabes también de sueños.
      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Qué sería de nosotros sin los sueños en esos balcones mediterráneos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vivir sin soñar es como morir a plazos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. "Cuando el deseo se hace vehemente, la vida se desdibuja y traspiramos lo que mortecinamente no apetece...Es el momento del viraje..."Si señor, debemos cambiar de rumbo, dejar a un lado la realidad prosaica y asomarnos "al balcón de los sueños" Ahí encontraremos la esencia de nuestro ser, que nos espera para renovar fé, esperanza e ilusiones y seguir ensayando el vuelo del espíritu...Precioso, Francisco.
    Mi felicitación y mi abrazo inmenso...Feliz noche y mi ánimo siempre.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María Jesús. No imaginas el ánimo que me comunican tus comentarios.
      Besos.

      Eliminar
  17. Un excelente detalle de un caballero y Poeta como tú amigo Francisco.
    Isabel se merece plenamente estos detalles porque con su lucha diaria ha demostrado mucha capacidad de ingenio y un dominio del idioma que, a mi, particularmente, me atrapa.
    Cordial saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Gustavo. Sólo había leído algo de Isabel en su blog, pero nos comunicamos muy bien y sentía atracción por sus escritos; ahora que tengo dos de sus textos con sendas primorosas dedicatorias, no podía sino corresponder con ella. Gracias nuevamente.
      Saludos.

      Eliminar