11 febrero 2014

LA NOCHE

Cuando la luz disipa los contornos,
cuando curvas y rectas
han encontrado un mismo punto de fuga;
cuando el termómetro
le lleva la contraria al medio día
y baja o se templa,
según la estación.


Cuando los temores se hacen esdrújulos
y los sonidos de la mar
o del bosque
marcan tildes agudas
como silbos de nereidas;
cuando la percepción de la vista
es mole amorfa y pesada
como fardos de estiba;
entonces, con luz extraviada,
se acentúan las dudas
y los temores se hacen cuerdas de violín
prestas al grito.

Es hora de balance,
de examen de conciencia,
de analizar los miedos
antes de rendir la voluntad
en brazos del sueño;
en el horizonte,
la estela de la luna
es una promesa salpicadas de inquietudes,
y en el barbecho de las respuestas
la sola manta de la soledad
con la que abrigarnos.

54 comentarios:

  1. El examen de conciencia, especialmente cuando no lo suspendemos, ayuda a conciliar el sueño con los sueños. Buenas noches y dulces sueños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es ninguna connotación con lo religioso, sino un análisis que te permite disponerte a descansar adecuadamente. Dulces sueños.
      Besos.

      Eliminar
  2. La noche se abriga con tus cálidas palabras, amigo Francisco, quién dibujas sueños y pintas destellos de luz, y música con tus versos, la noche se hace poesía en tu mirada.

    Preciosa entrada.

    Mi admiración y un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hablas muy bien de mi intención de dibujar con las palabras María.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Tus palabras son caricias para este corazón que ahoga su penar es esa manta de soledad.
    Cariños…

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo, Oriana, que la soledad no hay manta capaz de abrigarla. Por suerte hablo de experiencias extrañas, pero son muchas las evidencias.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Hay un momento en el que por muy acompañados que estemos, acabamos estando solos ante nosotros mismos. Gracias por tu comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. La noche que palabra tan llena de contenido que has desglosado de maravilla.
    Bss y a por el martes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De contenidos y de matices, pues no hay dos noches iguales ni la misma es igual para todos.
      Besos.

      Eliminar
  6. La noche, buen momento para las reflexiones, siempre y cuando ayuden a conciliar el sueño y a reencontrar la paz. Lo malo es cuando todo te desvela.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el momento de aplomarse, serenarse y analizar el sentido de todo aquello que somos y hacemos. Ese es el riesgo, pasarse de rosca y quedarse desvelado.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Una poesía perfecta para ese momento en que quedamos a solas con nosotros mismos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco el calificativo, pero todo es susceptible de mejorarse.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Esta noche me ha resultado más serena y he dormido mejor. Un abrazo desde mi mejana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No imaginas cómo me alegro, Felipe. Te imagino una de esas personas de corazón limpio que duerme a pierna suelta.
      Un abrazo

      Eliminar
  9. Parece "coba" pero no lo es. Me rindo siempre con admiración ante tus versos, profundos en su contenido y delicados y certeros en la forma.

    La noche se asemeja al declinar de la vida, es la hora del balance. Lo importante es disipar los miedos e ilusionarse por emprender un nuevo día, como un regalo y oportunidad de enmienda y nuevas posibilidades de amor y conciliación con nuestro entorno.

    Un saludo muy afectuoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Chela. Sé que tus palabras son sinceras, pero yo no merezco tanto.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  10. Qué bien marcan tus metáforas...esos temores que se hacen esdrújulos y son tildes agudas, silbos de nereidas y cuerdas de violín...en el alma, nos hacemos noche y por unas horas recorremos un mar de oscuridad y dudas...Pero, todo es necesario para valorar de nuevo la luz, que nos regala el Creador cada día, amigo.
    Mi felicitación por tu consciencia, que vive cada instante con intensidad y camina siempre con la perspectiva de la luz en el alma.
    Mi abrazo inmenso y mi cariño, Francisco.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por subrayar mis palabras, M Jesús, muchísimas gracias.
      Besos.

      Eliminar
  11. Así no da miedo.
    Una noche que se viste de gala con tus versos no da miedo.

    Un abrazo Fco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No soy yo, Elena, es tu mirada de bondad.
      Un beso.

      Eliminar
  12. 'Cuando la luz disipa los contornos...' el amigo Francisco Espada nos compone un poema que agradecemos sin temores... pues sabemos que él está ahí.
    Desde Gran Canaria, un saludo como siempre afectuoso. Ángel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú lo provocaste, Ángel, al comentar mi poema anterior sobre el amanecer.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. La hora de las dudas es la hora más feraz, de ella nacen todas las certezas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, porque es la hora de los descartes. Si no hiciéramos balances continuos no nos daríamos cuenta de los desvíos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. ¡MAJESTUOSO !! te has hecho un festín de metáforas exquisitas., has jugado con ellas como siempre lo haces.
    ..."la estela de la luna
    es una promesa salpicada de inquietudes..."¡DESLUMBRANTE !!
    ¡Te felicito, españolito ! ¡eres un genio !
    ¡APAPACHOS !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por lo del festín de metáforas, María del Carmen. No te excedas que no van a creerte.
      Apapachos.

      Eliminar
  15. Qué bonito poema, Francisco, está tan lleno de imágenes que me pareció ver un cortometraje, me voy cargado de poesía.
    Un fuerte abrazo, amigo.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Humberto, qué bonito lo que me dices.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  16. Para mí también esa es la noche con todas sus oscuras desnudeces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con el frío que corre en este hemisferio, por descontado que hablo de la desnudez del espíritu, porque la del cuerpo: ¡Brrrrr!
      Un beso.

      Eliminar
  17. Infinitas gracias mi querido y admirado poeta por siempre deleitar nuestra alma con la belleza de tus letras. Mil besinos de esta amiga con inmenso cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cariñoina Ozna, gracias por tus mimos vocálicos.
      Besinos.

      Eliminar
  18. Ojalá hiciéramos examen de conciencia antes de caer en brazos de Morfeo aunque me temo que esto, que tendría una fin terapéutico y benéfico para nuestra conciencia, no es una práctica extendida sobre todo entre quienes nos gobiernan.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sinn duda que es una buena terapia. Sinceramente, Carmen, tengo que decirte que es un hábito que me llegó con los años, en el tiempo de aplomo, pero que es muy saludable.
      Un beso.

      Eliminar
  19. Es necesaria la oscuridad para valorar la luz en su justa medida, es necesario el silencio para valorarnos a nosotros mismos tal cuál somos.
    Besos poeta!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, sólo añoramos lo perdido, por eso la incógnita de la noche, el miedo a que sea la última, nos acerca más a nuestro ser íntimo y a cuestionarnos y respondernos acertada o equivocadamente.
      Un beso.

      Eliminar
  20. Sí, la dos cosas son: causa de temor cuando cerrada parece boca de lobo, y momento de reflexión y con el reparador sueño momento para ordenar vivencias, sin darnos cuenta. Ya se sabe: consultarlo con la almohada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es. Casi la totalidad de la sabiduría humana (no hablo de ciencia) está presente en el refranero.
      Un abrazo.

      Eliminar
  21. Es necesario el silencio de la noche y el recogimiento en la obscuridad para tomar conciencia de lo quienes somos, como somos y a donde vamos.

    Un examen de conciencia es necesario cada noche para valorar nuestros errores y tratar al día siguiente de no repetirlos. Cada día de vida es una oportunidad que se nos da para lograr ser mejores.

    Besos

    http://ventanadefoto.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las prisas del día, la ebullición del corre corre no nos deja respiro para meditaciones. Me gusta el complemento que le das a mi poema. Finalmente, todo es de todos, o todos ayudáis a engrandecer lo que hago.
      Besos.

      Eliminar
  22. Hace usted la noche tan tentadora que apetece ser insomne para disfrutar de cada una de sus horas.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algunas insomnes llegan de vez en cuando, pero prefiero las otras; esas que uno se pierde en la nebulosa del pensamiento. Gracias, Madame, por vuestra presencia.
      Bisous.

      Eliminar
  23. "Curvas y rectas
    han encontrado el mismo punto de fuga"


    Menos mal que solo se marcharon ellas y te dejeron las letras para que podamos seguir disfrutando y aprediendo de tus poemas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Gracias, Chelo, por tu comentario matemático.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  25. La noche abriga tantos sentimientos, como esta...tu poesía.
    Un abrazo desde mi mar:)

    ResponderEliminar
  26. Hola Francisco, muy bonito el poema.
    La noche da para mucho, sobre todo para las personas que tienen insomnio.
    Seguro tú no tienes que hacer examen de conciencia porque eres una persona limpia de corazón. Pero tal vez son las pastillas las que hacen que tus sueños sean mas livianos y no puedas reconciliaros tú y el sueño.
    Saludos y besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto no vale, Isa, esto no es un comentario, esto es cariño.
      Gracias y un beso.

      Eliminar
  27. Hermoso poema. Me ha encantado. Me he visto reflejada en él cuando tengo insomnio.
    Gracias por tus maravillosas letras

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este caso no fue escrito durante el insomnio, sino a plena luz del día, pero la ventaja de ser mayor es haber pasado por muchas vivencias. Gracias a ti por tu afecto al leerme.
      Un beso.

      Eliminar
  28. La noche es esa dama sigilosa que cual diosa nos hace sumergir en el alisado de tanto enredo diario, nos hace recapacitar antes de que Morfeo nos haga vivir en otros mundos donde tal vez ella no sea tan nítida, tan consejera, tan oyente.
    Precioso poema nocturno. Yo no le he encontrado ni un punto de fuga.
    :)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias infinitas por tu comentario, Marinel.
      Un beso.

      Eliminar