27 octubre 2013

POR SORPRESA

Los nietos son un rayo de sol
que traspasan la niebla,
un rescoldo cálido para el alma,
un ramillete aromoso
de ilusión y fragancia
con quienes saciar la sed
ardorosa
y renovar y redoblar los desvelos.

Llegaron por sorpresa;
con celeridad tuvimos
que cambiar el esquema del día,
y aplazar las tareas
para peor ocasión
hasta después de la despedida.


Todo lo llenan de bullicio,
de risas, de alboroto,
de juegos, de mimos,
de amor desmedido y desmesurado:
son pompas de jabón tornasoladas
que fluctúan con la brisa del alma.

Y así, desmadejado y rendido,
ahíto de juegos,
queda uno feliz e insulso
cuando se marchan;
la naturaleza es sabia:
te manda nietos cuando tu interés
está más centrado en los mimos
que en educar,
en recolectar que en sembrar. 

41 comentarios:

  1. Comparto tus emociones, Francisco. Los nietos son …esas burbujas de colores que nos hacen re vivir solo con mirarlos…llenan todos los rincones del alma y de la casa. Son pedacitos de cielo caídos en el otoño de nuestras vidas.
    Beso y feliz domingo.
    Ceciely

    ResponderEliminar
  2. No tengo Nietos todavía. Tengo un Sobrino-Nieto y es la alegría de la Casa.
    Preciosa Poesía y...Si, es verdad; recolectamos su delicadeza, su sonrisa, su inocencia y esa mirada llena de Vida.
    Abrazos y...¡¡¡Gracias por estar siempre ahí!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dice el viejo refrán: "a quien Dios no le da nietos, el diablo le da sobrinos". La verdad que son un encanto las criaturas.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  3. Yo siempre oi lo de "los abuelos mimos y caprichos que para educar ya están los padres". Un abrazo Paco

    ResponderEliminar
  4. Los nietos: la alegría, el consuelo , el cobijo de la vejez. Ha llegado a tu casa un vendaval de mimos , caricias, arrumacos .Los tuyos son chiquitos y uno los quiere comer a besos. Los míos son grandes , toman la casa por asalto, vacían la heladera , se adueñan de la computadora .. Felizmente no vienen juntos . Yo los adoro . Son los únicos que me hacen llorar de risa. Se van y me mandan mensajitos .Acaba de irse M. Celeste . Es la más chica .Hace lo que quiere conmigo. ¿sabes cual es nuestra ventaja ? estamos para mimar, los límites los ponen los padres . ¡APAPACHOS !!
    Disfrútalos de pequeñitos, que crecen rápido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando llegan lo revuelven todo, pero nos desbordan de alegría y júbilo.
      Apapachos.

      Eliminar
  5. Francisco , los nietos son un milagro que nos regalan y uno sabe que los ama mas allá de lo que pudo imaginar...pero el dia en que te das cuenta que ellos también te aman...eso no se puede explicar con palabras...Abrazo y que los disfruten mucho

    ResponderEliminar
  6. Los nietos son una segunda oportunidad para disfrutar de nuestros hijos...
    Todo lo que no pudimos disfrutar de ellos porque nos lo impedia el trabajo, podemos hacerlo ahora y... te dan una energía y unas ganas de que no se vayan nunca...
    Disfruta de ellos todo lo que puedas.
    Mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú hablas presuponiendo, porque eres todavía una chiquilla lejos de tener nietos, pero eres toda intuición y experiencia ajena en la escuela.
      Besos

      Eliminar
  7. Los nietos son una bendición... sobre todo cuando se van con sus padres. Jejeje.
    Firmado, un abuelo adoptivo cascarrabias.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo soy muy amoroso con ellos y nada cascarrabias, pero es verdad que cuando se van es como si se firmara un armisticio.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Remedando a otro poeta: "Porque al fin la vida es sueño y los nietos, alegría pura son"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En verdad, lo que hacemos al escribir es recrear las ideas que ya se expusieron hace tiempo. Los temas están todos sobre la mesa, lo novedoso son las versiones.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Son como el premio a una vida, supongo. Algo que, en todo caso, yo nunca tendré.

    Feliz domingo, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡No me digáis, Madame, que en vos se acaba la estirpe! En todo caso, sois lo suficientemente inteligente para comprender todo tipo de situaciones.
      Bisous.

      Eliminar
  10. Lo has explicado maravillosamente. No hay nada más que añadir, rubrico todo cuanto dices.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu asentimiento, pies bonitos.
      Un beso.

      Eliminar
  11. Imagino cómo se siente esta faceta de abuelo, espero conocerla aunque no ando con prisas.

    Un abrazo Fco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aun estás en la tierna madurez, Elena, pero cuando te llegue el momento seguro que serás una abuela ideal.
      Un beso.

      Eliminar
  12. Y esa voz que dice: mira mira abuela me sé la canción de halloween, ¿te la enseño?....

    Besos de otra afortunada abuela ♥♥♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cualquier nimiedad es un gran acontecimiento para los abuelos.
      Un beso.

      Eliminar
  13. Como no tengo nietos ni hijos no puedo decir que serían para mi , pero, si te doy la razón en que los niños son como rayos de luz aunque dejen a una agotada , todo lo llenan de alegría y de risas , son como eternos pajarillos que vuelan constantemente de un lado para otro sin parar , nos aportan muchas cosas buenas sobre todo su inocencia , su magia y nos hacen ver cosas que los adultos ya no somos capaces de ver .
    Ya sabes que llevo 23 años de mi vida rodeada de niños y no cambiaría mi trabajo por ningún otro del mundo , amo ese mundo , es mi vida .
    Un abrazo grande , Francisco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La suerte de ser maestra es que todas las vivencias de la que hablemos las abuelos ya las conoces.
      Un beso

      Eliminar
  14. No tengo nietos, aún me falta mucho para tenerlos, pero imagino cómo debe sentirse los abuelos con ellos, debe ser algo maravilloso.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cómo podrías tenerlos si eres apenas una niña! Gracias, María.
      Un beso.

      Eliminar
    2. No te creas, Francisco, ójala así fuera.

      Venía a darte las gracias por el simpático comentario que hiciste en mi blog tanto que me sacaste sonrisas jajaaj.

      Un beso en la noche.

      Eliminar
  15. ¿Que te puedo decir yo? Solo asentir, confirmar y suscribir tus hermosas palabras.
    Bss y buena semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú, Katy, eres una abuelaza, y me consta.
      Un beso

      Eliminar
  16. No se la primera vez que irradias felicidad hablando de tus nietos. Ellos también se sentirán felices con un abuelo que demuestra quererlos tan bien.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que en verdad ellos son todo ternura.
      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Qué bonito, Francisco. A mi aún me queda para tener nietos pero me encanta ver cómo disfrutan mis padres con el rey de la casa.Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero ya tienes el principio: tienes un hijo precioso.
      Un beso.

      Eliminar
  18. ...Por sorpresa nos coges y nos quedamos boquiabiertos sintiendo a ese "niño grande" que late siempre en tu interior, capaz de jugar con sus nietos, con el tiempo, con las noticias y con todo lo que nos rodea; sacándole esa chispa mágica y entrañable, que nos hace valorar y saborear la vida, si cabe, aún más...sonrío.
    Mi felicitación y mi abrazo grande, amigo.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los niños nos devuelven las alegrías que sin saber cómo se llevaron los días.
      Un beso.

      Eliminar
  19. Comparto 150% todo contigo..es que los nietos nos rejuvenecen..nos llenan de energía aunque cuando se van nos dejan cansados...pero felices,...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso significa que estás bastante más que de acuerdo conmigo en lo que digo, lo cual me satisface mucho.
      Un beso.

      Eliminar
  20. El día que tenga nietos te digo si tienes razón jejejee. Un besazo y tampoco veo la foto jooooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando yo no los tenía me parecía exageraciones las de los abuelos con los nietos, hoy soy como el pez que nada pero no ve dónde está el mar.
      Un beso.

      Eliminar