19 agosto 2012

ME CONTARON



Me contaron muchas fábulas
con tonalidad de verdades rotundas
como dogmas irrefutables
de los que aprendí la música
hasta memorizar el sonido oculto
del estribillo.

Me entregaron palabras inútiles
entreveradas con pan y fanfarrias
que las hacían digeribles,
y de nuevo la cantilena machacona
a vueltas con los mismos engaños.

Me contaron tantos cuentos,
tantos y tantos cuentos
envueltos en el celofán
virginal de la infancia,
que hoy soy un pastizal reseco
sembrado de dudas.

10 comentarios:

  1. Sí,mi querido Francisco, nos contaron de todo un poco, pero al crecer vamos desgranando aquello que nos contaron y nos quedamos con aquello que nos hace crecer en la vida interior para ser mejores personas.
    Bonito poema, con buena chispa
    Con ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  2. Ay Paco!!!! La infancia requiere cuentos, fábulas, mitos, leyendas... la adolescencia se encarga de destaparlas y cuando llegamos a la edad adulta... nos asaltan las dudas. Así es la vida querido primo. Besos cariñosos desde Jaca.

    ResponderEliminar
  3. Me recuerda la frase: "de lo que te cuenten de la misa la mitad"

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. "¡De la misa, la media, y de la media...ná!"

    Cuentos, son unos cuentistas...

    Pero en la tierna infancia necesitamos creer, está claro, los cuentos están ahí, claro, lo bueno es que nos ayuden a comprenderlos...

    Besotes!
    ;)

    ResponderEliminar
  5. Esas fábulas y cuentos según vamos creciendo nos ayudan a entender muchas cosas y no son malas.

    Lo malo es que hay "cuentistas" que creen que no hemos aprendido a pensar ....

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Hola Francisco, a todos no contaron cuentos, en nuestros tiempos todos eran cuentos y fábulas, nunca nos contaban verdades, éstas estaban vedadas para nuestros oídos, porque los pequeños no podíamos oír algunas cosas que los mayores nos ocultaban con mentiras piadosas que a la larga nos han hecho más daño que bien, por eso, como dices, somos un pastizal reseco sembrado de dudas.
    Me dices en tu comentario que me ha influido la feria de Málaga en mi entrada, pues no, no he ido a esa feria, todo ha salido de mi mente, porque soy andaluza y marbellera, llevo sangre andaluza por mis venas, de ella ha salido la poesía, de ella ese contoneo del traje ajustado a las caderas y los volantes marcando al ritmo que has percibido en mi poesía.
    Besos, hasta pronto querido amigo



    ResponderEliminar
  7. Al final todos los discursos nos suenan a música celestial, en el sentido sarcástico de la palabra.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Nos contaron tantas cosas, pero la realidad siempre supera la fantasía.

    Abrazos alados, Francisco!

    Feliz semana!

    ResponderEliminar
  9. ... Y me sé todos los cuentos, añadiría León Felipe.
    Te escribo desde el futuro, desde 2016. Hay un nuevo presidente en la Casa Blanca que ganó también gracias a los cuentos. La extrema derecha está animada en Europa. Se ve que sus votantes también se creen lo que les "cuentan".
    Un abrazo, Paco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, son más ladinos y no se fragmentan tanto como la izquierda, de modo que aun sin mayoría absoluta pueden gobernar. Y como mucha gente se apunta a caballo ganador, les favorece el rebufo. Es lo que hay, Cayetano.

      Un abrazo.

      Eliminar