09 junio 2011

EL CABALLO DEL 15-M

Un caballo desbocado recorre la Avenida y se empotra en el BBVA de la sevillana Plaza Nueva

Cuando los asentamientos en las ágoras españolas parece que comienzan a palidecer, el caballo Negrito, un castaño oscuro con años de profesión, tras asustarse, se desbocó y emprendió una loca carrera a lo largo del más céntrico kilómetro de la ciudad de Sevilla, pasando por el andén del Ayuntamiento, para terminar empotrándose contra la gruesa luna del BBVA que quedó hecha añicos.  El incidente se inició pasadas las 9 de la mañana en la parada de carruajes del Banco de España, junto a la plaza de San Francisco.


Hasta ahora, salvo eliminar al Senado y con él a los traductores de las lenguas periféricas, acabar con los blindajes de los políticos con jubilaciones escandalosas, terminar con el absentismo de los cargos electos, el privilegio de los impuestos reducidos y la eliminación de la inmunidad asociada al cargo, poco más podemos destacar de las propuestas salidas de nuestras plazas, sin que por ello perdamos la esperanza de esa bocanada de aire fresco que representa esta rebelión ciudadana, de la que esperemos traiga a nuestro vivir diario propuestas  más constructivas y elaboradas que nos devuelvan la fe en nuestros dirigentes. El peligro está en que les den coche oficial a todos –pongamos que hablo (del Ayuntamiento) de Madrid- y hasta más de un vehículo con chófer por barba.

Antes este impasse, el equino ha lanzado su ataque personalísimo, tal vez atraído por el azul intenso y singular de la entidad bancaria, y ha dado un golpe infernal con su testuz sobre la gruesa luna, seguido del carruaje que daba brinco en pos cual si se tratara de una peonza, como quien apunta al origen de los males económicos de esta sociedad del bienestar en quiebra. Creo que con la herida sufrida por Negrito, y perderse tras la sutura y su convalecencia el camino del Rocío ya tiene el animal en el remedio la penitencia. Esperemos que la razón de los que se dedicaron a pensar en las plazas no se enfríe y sigan elucubrando y trazando las sendas de un mundo mejor, sin que lleguen a tomar ejemplo de este animal alocado, y no abandonen nunca los gestos de paz para tratar de lograr los propósitos que finalmente propongan llevar a cabo.


14 comentarios:

  1. Creo que estas movilizaciones han sido el comienzo, el despertar de una sociedad que llevaba somnolienta varias décadas.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Me uno al deseo que el movimiento que comenzó en acampadas, no se desboque incontrolado. Todavía me queda algo de fe. Beso

    ResponderEliminar
  3. El pobre Negrito ciego de tantas tropelías se desbocó arrastrando con él al carruaje. Esperemos que la pobre Juventud, ciega de tantas tropelías a las que está sometida, no se desboque y arrastre con ella a toda la sociedad.
    Un abrazo, ángel

    ResponderEliminar
  4. Creo que poco queda del espíritu de aquel 15M.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Por lo que sé, lo que queda Sol no tiene mucho que ver con lo que había en sus comienzos.
    Besos

    ResponderEliminar

  6. Te deseo pases un fin de semana lo más ameno y cálido posible!!

    La próxima semana vuelvo a mi ritmo habitual...

    Buscando un arco iris un día te hallé y fui agasajada con el haz de tu sonrisa...

    Está que se pasea por las nubes de chocolate...

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  7. El caballo, como nuestros políticos, ha perdido el rumbo. No sabe dónde va. Y lógicamente, acaba estrellándose. Buena metáfora.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Creo que el caballo pertenecía también a los Indignados, peor unos indignados distintos: los que solucionan todo a golpes, quemando marquesinas y atacando cajeros automáticos. Aunque, quién sabe, qué mejor que un animal indignado como símbolo del cabreo de los españoles con las entidades bancarias, principio y origen de la crisis que nos atenaza.

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Desmadrado caballo y desmadres de los dirigentes que siguen sin evitar los privilegios.
    No sé si el espíritu del 15M seguirá, pero es una muestra de lo que se puede avecinar si no se ponen soluciones pronto.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Hasta el pobre caballo salió corriendo tras el espíritu del 15M que parece que también se alejó.
    Un saludo cariñoso.

    ResponderEliminar
  11. Pobre Negrito se debió hacer mucho mal.
    Esperemos que los concentrados consigan lo que piden siempre con el gesto de la Paz, sin violencia, están dando un ejemplo fuera de serie, cosa que tendrían que copiar los que aporrean y los propios mandantes.
    Relatas estupendamente, es un placer leer tus letras.

    ResponderEliminar
  12. Esta anécdota me recuerda otra de mi infancia, cuando el camello de un circo que vino al pueblo embistió y derribó un kiosco, incluida la oronda kiosquera. Los niños, que seguiamos al animal en su itinerario, lo pasamos bomba con el atentado del dromedario, ya que en medio del barullo arramblamos con todas las chucherías desparramadas alrededor, mientras los mayores se encargaban de auxiliar a la contusionada mujer.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Francisco,en reconocimiento a tu inestimable labor he querido galardonar tu blog con el premio simbólico Sunshine Award. Es un pobre pago por lo que ofreces desinteresadamente, pero lleva implícito mucho afecto y admiración. También, mucha gratitud. Te indico seguidamente sus reglas: 1º-agradecérselo a quien te lo ha dado 2º-escribir un post sobre ello 3º-entregarlo tu mismo a 12 blogs que creas que lo merecen 4º-poner un enlace de los blogs premiados 5º-mandar un comentario o correo comunicándoselo Sé que te resultará difícil reducir el número de candidatos sólo a doce; te pido disculpas por ponerte en tal tesitura.

    ResponderEliminar