10 abril 2010

AHORA ES EL TIEMPO

Las cosas que le ocurren a un hombre les ocurren a todos.” (J.L.Borges)

Ahora es el tiempo de la reflexión,
del apacible estar siendo, sintiendo,
asintiendo, afirmando, consintiendo,
recopilando, mascullando, regurgitando;
tiempo de días de aplomo,
de calma, de una vida serena
y sin urgencias imprudentes.
No tanto de hacer como de sentir;
no tanto de emprender como de
releer los renglones torcidos.
Vivir es recordar; meditar,
el medio por el que reconciliarnos con la historia,
con mi historia, con nuestra historia,
con lo inamovible, con los latidos frenéticos,
con las tachaduras y los equívocos;
tiempo de corregir la deriva y pedir perdón.
Cuando la noche se presiente,
cuando el ímpetu sestea los pasos perdidos,
emerge el sosiego y hacen opalinas las tardes tórridas
de histeria prepotente y tozuda:
luz mortecina alumbrada de experiencia.
No es tiempo de insultos ni revanchas,
sino de encuentro, porque
las cosas que le ocurren a un hombre les ocurren a todos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario