19 octubre 2020

UN CARRIZO

Fotografía de María del Pilar Ferrari Díaz

 

Un carrizo, un único y simple carrizo

enhiesto con orgullo sobre su planta,

se asoma a curiosear desde la ribera

y se ve reflejado sobre el espejo del agua.

 

Como quien eleva los brazos dando gracias,

media docena de hermosas hojas verdes

se abren en cruz haciendo loas

a la corriente. Y arriba,

en el penacho, como arrebato molto vivace,

un plumero esplendoroso y festivo

haciendo genuflexiones al paso de la corriente.

 

En la sencillez de la dehesa,

en la grandeza de una naturaleza

rica en especies y sin par,

cuando el Guadalquivir pasa por La Puebla,

mil y un milagros con los que maravillarse

y una cámara excepcional para inmortalizarlos.

 

17 comentarios:

  1. O el Genil antes de pasar por Granada, ahora que han limpiado su cauce, se escuchan los pájaros plantados en las plantas de ribera o los patos navegando por su frias aguas que bajan de Sierra Nevada. Estoy a la espera de que avance un poco más el otoño para caminar por el sendero que junto a el va, el paisaje se torna idílico y excepcional.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando en un río hay peces y patos, hay aves junto a especies vegetales que lo revisten de hermosura, es signo de vida. Ojalá que acabemos con los excesos contaminantes.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. La naturaleza es muy agradecida. Pide poco en relación con lo que nos da.
    Un abrazo, Paco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con que la dejemos en paz y no le echemos nuestras basuras se conforma y ella solo se arregla para rejuvenecer y hermosearse.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. La foto es preciosa y ha sido una buena fuente de inspiración para el poeta con un resultado genial.Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso fue lo que me atrajo. Cuando vi la foto no dudé en hacer algo así como lo que me ha salido. Gracias, Charo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hermosa foto, que nos muestra la sencillez y humildad de la naturaleza celebrando la vida, como bien dices en tu poema, Francisco. Una simple ramita nos alienta y nos señala el milagro de la corriente. Precioso.
    Mi abrazo y feliz noche, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa simpleza, esa sencillez es la que me atrajo, María Jesús, y me impulsó a ponerle letra.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  5. Hola Francisco. Qué bonito poema. Un poema a una planta sencilla pero con gracia. Buen poema y buena foto.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Isa. Como bien sabes, una una belleza extraordinaria en lo sencillo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. La descripción, era tan perfecta que lo hubierámos imaginado sin ver ni siquiera la imagen.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Antonia, por tu generosidad para conmigo.
      Besos.

      Eliminar
  7. Hermoso momento captado por la cámara. Lindo poema amigo Francisco. Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Un carrizo puede hacernos el momento, puede tocarnos el corazón al demostrarnos cuán vivos podemos estar en cualquier medio ambiente con un poquito de fe en nosotros mismos y en lo supremo.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar