09 febrero 2017

HOY HABRÍAS...



Hoy habrías cumplido años,
pero tomaste un atajo
por el que abreviar los padecimientos
y agotar
el último trago de aire,
mientras te ayudaba a estar incorporado…

Más de cuarenta años echándote de menos,
dejando de sentir el latido
de tu pulso en tus cartas diarias:
media vida sin ti
es una mutilación
a la que difícilmente me acomodo,
Papá.

30 comentarios:

  1. Precioso homenaje que podría haber suscrito al cien por cien en referencia a mi padre, aunque su ausencia no la mido por años sino por el latigazo de los recuerdos.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. A mi padre le tocó marcharse demasiado pronto, Emilio.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. En este caso no me salen palabra apropiadas, pero si un gran abrazo y ánimo cada día que sigue pasando.

    ResponderEliminar
  4. Ya decía yo que había un aire familiar en esa foto.
    Un abrazo, Paco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Y tanto que hay ese aire, Cayetano!

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Cuánta nostaálgia y cuánto amor hay en tu poema.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  6. Desde donde está sigue velando por sus seres queridos....él sabe lo mucho que lo echas de menos.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Un emotivo homenaje lleno de cariño ante su recuerdo, pienso que no importa el tiempo pasado si hace, mas o menos años, porque el siempre ha vivido y vivirá en tu corazón.
    El amor y la nostalgia están impresas en tus letras.

    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, Sneyder, uno no se sacude nunca del amor a sus padres; al contrario, de viejos todavía lo necesitamos más.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  8. Bello homenaje a tu padre, que desde el cielo te mira y sonríe como en la foto,Francisco...Ellos están presentes en la piel y en el corazón, su recuerdo sube como paloma al cielo y baja con un mensaje de amor...Divina sincronía que nos mantiene siempre unidos.
    Mi abrazo y mi cariño, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Él se marchó muy pronto y sigo enganchado a él para siempre, María Jesús.

      Un tierno abrazo.

      Eliminar
  9. Siempre dejan huella y un recuerdo imborrable. Y siempre viajan con nosotros hasta el fin de nuestros días. Un abrazo Paco. Un beso a Pepa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Marcial. Estas miradas por el retrovisor más que añoranzas son identitarias.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  10. Ay, Paco. Cuánto me identifico con lo dicho. Yo extraño tanto a Papá, todos los días me hace falta desde hace 21 anos. Uff!
    Te abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que expreso es común a la gran mayoría de las personas, ya sé, pero me urgía en la conmemoración de su nacimiento y tras tantos años de su partida.

      Besos de anís.

      Eliminar
  11. Solo 23 años de echar de menos al mío se cumplieron el día 6. ¿Solo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi caso, el 25 de abril hará 45 años de su partida, pero es una herida fresca.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  12. Un abrazo muy grande y se cuanto se echa de menos y mandamos muchos abrazos a todos los padres que se han ido seguro que a vigilar que no nos pase nada malo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me uno a tu deseo, Natividad. Un abrazo grande y caluroso a todos esos padres que se fueron y nos dejaron su estela de amor.

      Besos.

      Eliminar
  13. Hermoso y emotivo hasta la médula, Francisco.
    No creo que nadie pueda habituarse nunca a la ausencia de alguien tan querido.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es precisamente la razón última, Marinel, que es imposible habituarse a perder un ser tan querido.

      Besos.

      Eliminar
  14. Maravilloso poema que destila amor, Francisco, me has emocionado, porque como tú me siento huéfana sin la presencia de mi padre, pasan los años, pero no superamos el duelo de quienes llenaron nuestra vida de un amor incondicional, protector y hermoso.

    Un abrazo desde el corazón.
    Ángeles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me enraicé a tu sonrisa, Padre, a la sencillez de la vida que me enseñaste, a la grandiosidad silenciosa de la Naturaleza al multiplicarse y alimentarnos, a las páginas de un libro en las que nutrirnos. Te fuiste, Papá, pero sigues presidiendo mi vida.

      Gracias, Ángeles, por tu emoción y ese abrazo tuyo que me ha llegado al corazón.

      Eliminar