10 abril 2011

TEOREMA

La magnitud del desastre, tras una catástrofe natural, es inversamente proporcional a la riqueza y desarrollo del país donde éste tiene lugar.


En Haití fallecieron 316.000 personas. 


En Japón fallecieron unas 25.000 personas. 

Otra cosa muy distinta son los efectos secundarios de los destrozos  derivados de las tecnologías: en Haití no pasó nada en este sentido porque nada había; en Japón no sabemos hasta donde llegarán las consecuencias del escape nuclear.

10 comentarios:

  1. Aquí está claro que no se cumple el teorema de a mayor riqueza menor el desastre, por lo que tú dices de los efectos "colaterales" por el escape radioactivo.
    Feliz domingo.

    ResponderEliminar
  2. A mayor desarrollo los desastres naturales causan menos daños pero los desastres causados por el hombre son mayores y de consecuencias más duraderas.

    Siempre está bien recordar que sólo somos hombres y que ni controlamos la naturaleza ni somos capaces de prever todo lo que puede ocurrir. Esperemos aprender de rapapolvos como los de Fukushima.

    Saludos, compañero.

    ResponderEliminar
  3. Está claro que los pobres construyen en los terrenos más baratos, con materiales de poca calidad y con poca o ninguna seguridad, por lo que el riesgo es mucho mayor.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Creo que los desastres no se miden solo por los muertos. La tierra sigue temblando y no estamos seguros de cuando llegaran los efectos a nuestra playa.
    No le podemos poner puertas al campo y el desarollo y las investigciones no se pueden detener. El hombre va aprendiendo pero siempre tropezará con la misma piedra. No somos dueños de nuestro destino, ni en Japón, ni en Haiti ni en España. En el japón en Haití y España el hombre sufre independientemente del desarollo. Y si no que se lo pregunten a los 4,696.000 parados
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Yo, ante estas catástrofes, sean donde sean, me quedo muda, se me anuda la voz y....

    ResponderEliminar
  6. El resumen es cierto, las catástrofes no se pueden evitar, siempre las ha habido y habrá, lo peor es que somos tan listos que las complicamos con inventos que eran para solucionar problemas. ¡Qué lió para entenderlo! Las consecuencias quizás pongan al ser humano en su sitio. Y que podamos verlo...Beso

    ResponderEliminar
  7. Solo espero que el ser humano, valore y haga algo al respecto, se debe cambiar, debemos cambiar, los gobiernos tienen que cambiar.
    Y entre cambios andamos y espero que sea para bien. Lo espero y lo creo, aunque tenga que ser duro hasta que lleguemos a ello.

    ResponderEliminar
  8. En Japón están preparados contra los seísmos, otra cosa es que hayan jugado fuerte con las nucleares, como otros listillos, entre ellos Francia.
    Suerte que en Andalucía tengamos pocas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. No pues, no se sabe; pero se presiente.
    Sabe? Yo desearía, aunque suene extraño, descabellado y paranoico,que a estas alturas comenzaran a evacuar a la nación entera.
    Alaska, Rusia,Canadá tienen tanto espacio...
    Pero bue...habrá que desear lo mejor;no hay de otra.

    Salu2 cordiales

    ResponderEliminar