08 noviembre 2015

LA LUZ



“Su resplandor era como el de una piedra muy preciosa,
como jaspe cristalino.” 
(Ap 21, 11)

No es la luz;
ciertamente, ella no es la luz,
pero es virtuosismo de la luz,
es magia, es hechizo,
es éxtasis su mirada iluminada.

Posiblemente no sepa
que todas las personas somos
criaturas de un mismo origen,
de un germen único
que se llama Amor
y no entiende de etnias, colores o razas.

Su piel es de chocolate con leche,
sus guedejas ensortijadas
como cascada de agua pura
que canturrea la mañana
con la jovialidad de la brisa;
su cara un óvalo perfecto
con un mismo principio y fin
que se enrosca en los basamentos
que dibujan lo exacto.

Su boca es silencio a punto de quebrarse,
una jaculatoria inmaculada
de bendición sin proferir;
sus ojos, dos azabaches
sobre el piélago despejado
de su horizonte confiado;
en el labio superior, una mácula
pequeñísima, un acento diacrítico,
un jaspe desgajado de la perfección.

Su resplandor es de piedra preciosa,
como un jaspe cristalino.

28 comentarios:

  1. ¡Vaya tela, lo bonito que te ha quedado!
    No cabe duda que estás mejor, se nota en tus palabras. Me alegro.
    Y gracias por enseñarme una palabra nueva (guedejas) que tiene mérito a estas horas de la noche.
    Un beso y buenas noches.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En una fuente pública, todos apagamos la sed y aprendemos unos de otros. Gracias, generosa Tracy.

      Besos.

      Eliminar
  2. Precioso poema con el que dejas que nos ilumine esa belleza de ónice tan especial que debiéramos valorar en toda su inmensidad.
    Me ha encantado.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace tiempo que guardaba esta imagen, con el fin de iluminarla un día. Vivimos tiempos de rechazo al distinto y creo que hay que oponer alguna resistencia. Gracias, Marinel.

      Besos.

      Eliminar
  3. De lujo tu entrada! Un placer haberte leido. Gracias por compartir. Buen dia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá no sea la última, Jackie. La inspiración viene de la necesidad de alimentar a los lectores: somos cómplices.

      Besos.

      Eliminar
  4. Antídoto contra el racismo y la xenofobia.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Cayetano, ¡contra el racismo y la xenofobia!

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Mi felicitación por tu preciosa descripción de esa cara humana y divina...En su esencia late el misterio, la magia y el hechizo del Creador, sin duda alguna.
    Mi abrazo de luz y feliz domingo, Francisco.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Humana y divina, María Jesús, como tú misma, como yo a pesar mío, como todos.

      Besos.

      Eliminar
  6. Una divinura ! Le cantas a una niña que es como cualquier otra niña. La luz habita en ella.
    la inocencia, la alegría, la generosidad ...
    Bello poema.Bella niña.
    Apapachos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me regalas la divinura de tu comentario y tu presencia firme con la generosidad que te caracteriza.

      Apapachos.

      Eliminar
  7. Aquí decimos que negro es el color que manda...el que tiene el mejor ritmo...el que tiene mas chispa..y es que ese color en la piel donde quiera que va marca pauta...lo has descrito a la perfección....besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No quiero preponderancias, sino todos uno. Gracias por tu comentario, Mirella.

      Besos.

      Eliminar
  8. Respuestas
    1. Gracias, Alicia, por la caricia de tus palabras.

      Un beso.

      Eliminar
  9. Es preciosa la descripción que haces de la belleza de esta joven. En este hermoso poema.
    Ha sido todo un placer leerte.
    Un beso.
    .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Josefa. Gustarte significa estar de acuerdo conmigo, no querer que una persona sea inferior a otra.

      Besos.

      Eliminar
  10. Cada uno de tus versos concuerdan perfectamente con la imagen que has incertado, ella parece ser la nusa perfecta de esta hermosa composición.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te cuento en secreto cómo he compuesto los versos: he partido de la cita bíblica y me he apoyado en la imagen para ir deshilachando las no diferencias entre una persona y otra.

      Besos.

      Eliminar
  11. Hermoso poema, digno de tan bella joven. siempre encuentras palabras para cada momento.Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la tarea del que juega a poeta. la comparo con el maestro albañil que, adoquinando la calle va seleccionando en cada momento la piedra adecuada a cada espacio. Muchas gracias, Katiuska.

      Besos.

      Eliminar
  12. Respuestas
    1. El Amor es el envoltorio de las relaciones humanas.

      Besos.

      Eliminar
  13. Un retrato casi perfecto, la belleza y el amor no tienen color.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Rafael, por tu comentario.

      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Hola Francisco. Unos versos que van acorde con el retrato. Primordial que "Posiblemente no sepa que todas las personas somos criaturas de un mismo origen". Cierto, todos somos iguales aunque el color sea distinto. todos sufrimos, lloramos, reímos, amamos, besamos. Corre sangre del mismo color por nuestras venas. Muy hermoso el poema, claro que la joven también lo es.
    Saludos y besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Isa, por tu comentario y tu amistad.

      Besos.

      Eliminar