31 julio 2013

PASÓ JULIO

Por encima del calor,
del tiempo apacible otras veces,
y de los treinta días precedentes,
pasó el mes de julio
camino del recuerdo
o del olvido,
arrastrando en su huida
ilusiones y desesperanzas
en partes muy desiguales.

Fotografía de José Antonio Tamayo

Como reincidentes cíclicos,
los parados sintieron el alivio
de la temporalidad estival
sin deseos de pensar en septiembre;
los imprudentes y los pirómanos
incendian un año más los montes
y se calcina la herencia forestal,
cada día más escuálida.

El contable que barcinó
para su propio silo helvético,
amenazó con papeles y los mostró,
cuya luz no es destello repugnante
para los nominados,
porque en este clima ibérico
la política tiene patente inquebrantable
al margen de los sucedidos.

Un tren endereza una curva
a toda velocidad,
dejando un rosario
de más de un centenar de cuentas desparramadas,
la mitad de ellas irrecuperables;
ahora lo que cuenta es un culpable,
un fallo humano
que devuelva la paternidad inmaculada
a la alta velocidad.

Pasó el mes de julio
camino del olvido,
pero hay cosas que no las puede sepultar
el sesteo agosteño.

30 julio 2013

QUE ALGUIEN


Que alguien tase y afirme,
que dé notoriedad
de estos ojos que miran
buscando cercanía
al tiempo que se ofertan,
de esta escucha atenta
y solidaria,
de estos labios que beben,
que besan, que pronuncian,
de estas manos abiertas
que dan y reciben, que palpan,
de estos brazos que se abren
y estrechan,
que refugian y consuelan,
de este pecho y su música
musitando tu nombre,
de estos pies que caminan
saliendo al encuentro;
que nadie niegue,
que alguien lo afirme.

29 julio 2013

HACIA SU AYER

Fotografía de Isidoro Jara
Respiro, tomo aire, lo exhalo
y ya es pretérito. Así,
así de fugaces son los días
y las horas de este calendario
que se destruye a la par
que me acompaso al tictac del reloj
sobrenadando el espacio dilatado
y constreñido fuera de todo control.

Entre dos vanos,  una puerta
entreabierta con su incógnita
de ofrecimiento y duda,
mostrándose con sumo recato
o con el afán de notoriedad
de un alma cotilla que todo controla.

Respiro, tomo aire, lo exhalo
y el agua que contemplo
era manantial en aquel previo
que presentía permanencia
como un ávido anhelo.

Respiro, tomo aire, lo exhalo
y todo es un fluctuante devenir
que se remonta, como las truchas
o los salmones hacia su ayer
en permanente continuidad.

28 julio 2013

CUANDO REGRESAS

Cuando regresas,
cuando las calles por las que paseas
son arbotantes que sustentan tu historia,
cuando en el paisaje interpolas
a aquellos moradores que descubriste
y que te descubrieron,
aquellos sobre los que te edificaste,
esos que se fijaron a tu memoria
como la banda sonora
de la película de tu vida.

En la habitación, por cuyo balcón parece reventar la naturaleza en flor, eché en su tiempo algunas tardes de estudio, hoy pleno centro turístico.

Cuando regresas
a esos lugares de tu despertar adolescente
y ves transfigurado el caserío
por bastante más
que una mano de cal con la que enjalbegar
la arena del olvido.

Cuando regresas
y todo ha cambiado
pero vive en blanco y negro
en el cliché del tiempo pretérito
en el que te desarrollaste;
entonces sabes que todo cambia
para seguir por siempre
siendo lo que es, ha sido y será.

27 julio 2013

PASEANTE

Me gusta pasear las calles cuando hay gente y cuando están desiertas. Suelo llevar la cámara conmigo, un compacto que se pierde en la palma de la mano y lo hace todo de forma automática, sin enfoques, sin otro artilugio que el automatismo y la pericia de ver con los ojos aquello que quisiera captar con la cámara.


Me gusta pasear por lo nuevo, por lo desconocido, descubriendo esa urbe que se levanta sobre las viejas huertas, sobre los campos en barbecho y los higuerales improductivos. Es julio y busco la sombra. De repente, tanto por el paisaje conocido como por el novedoso, me doy cuenta que mi mente no está en el hoy sino en ese ayer remoto de la infancia cuando los nombres eran otros y la fisonomía era menos reluciente. Me gusta descubrir los vestigios de lo antiguo entre la mucha remodelación urbanística de los años del fulgor económico y reconocer en los descendientes a los moradores de aquel otro tiempo.


Hay un Marbella del lujo, del brillo, de la lujuria, pero hay otro Marbella entrañable y no soñado, sino veraz y con una larga tradición e historia que entronca con la mía, con mis vivencias de niño y adolescente. Esa historia que se me enreda a cada paso cuando doblar una esquina es revivir nombres, vivencias  y recuerdos.

26 julio 2013

LOS COLORES DEL MAR

Arena ardiente y gris
que no se resiste a ser hollada
por pies desnudos.
En el rebalaje,
el gris se hace denso como el humo
de humedad salina
y se adoba con el cosquilleo
que escarba los pies en el encuentro.


Espuma,
espuma de plata y nácar
entre las conchas que escupen las olas,
piedrecitas como jades, y valvas vacías;
el agua es azul verdoso
con irisaciones de añil en lo profundo,
y virajes a cobalto, prusia y azur
con tendencia a morado por franjas;
un posible banco de arena tiñe de tonos anaranjados
una barra paralela a la orilla,
una veta sinuosa y estrecha como lengua afilada.
Allá, a lo lejos,
se desdibujan los azules entre la masa gaseosa
que añade tonos pastel
por encima del horizonte amalgamado;
en el azul, entre los azules del mar,
donde pierdo la mirada contemplando,
admirando la escala cromática,
el encuentro con tus ojos
permanentemente soñados.

25 julio 2013

MEDITACIONES VERANIEGAS

La cremallera es el bisturí erótico que saja la envoltura sedosa de la desnudez.

La decadencia sólo afecta a los que en otros momentos habitaron en la cumbre.

La creación es el vértigo desde la nada.

La dentadura es el rosario con el que rezamos el pan nuestro de cada día.

La difamación se propaga tan devastadoramente como el fuego; el prestigio se estratifica gota a gota como una estalactita.

La enseñanza permanente es la que consigue el Ministerio de Educación con los continuos cambios de planes de estudio.

La esfera es un círculo tridimensional.

La estrella de mar es un astro celeste que bajó al mar para apagar su sed.

La evolución me ha hecho usar zapatos, tener juanetes y un dolor lumbar que... ¡Válgame Dios!


La experiencia es una ciencia que se adquiere a base de tropiezos.

La fotografía es una composición impresa de luces y sombras, sorprendidas en un instante.

La gente escucha cuando lo que oye concuerda con sus ideas; si no, se limita a oír como quien oye llover.

La historia está cuajada de gentilhombres que fueron tan necesarios como luego prescindibles.

La ira es el violento brazo ejecutor de los celos, la envidia y la impotencia.

La juventud, como la flor, es poética; mientras la vejez, como el fruto, es pragmática.


24 julio 2013

POLISEMIA

Hasta hace poco, los bancos eran casi tan numerosos como los de madera o hierro del parque; ahora van quedando pocos, pero con carteras más sustanciosas. No sabría explicar el motivo, pero el dinero tiende a la concentración y no a dispersarse. Lo tradicional es que los bancos fueran públicos o privados: los primeros edificados sobre el dinero del estado y los segundos con los bienes de particulares. La tendencia es a la desaparición de los primeros y la recapitalización de los segundos con ayudas públicas. Pero existe otro banco de reciente creación al que todavía no le he tomado la medida y no conozco su funcionalidad ni utilidad: el banco malo.

Con la caída del Muro de Berlín, bajo sus escombros, quedaron sepultados los sistemas socialistas y ahora navegamos por el proceloso mar del mercado libre, un mar donde cualquier modelo de sociedad parece derivar, tarde o temprano, hacia el sistema neocapitalista liberal. Se acabaron las ideologías. ¡Viva el mercado! Un sistema en el que se predica la igualdad de oportunidades, pero en el que no todo el mundo alcanza la misma oportunidad.

Paseando por la entrañable Marbella de mi infancia, por la Marbella de los muchos hoteles de cinco estrellas, me encuentro con alguien bastante estrellado que posiblemente haya sido desahuciado por el banco y ahora vive en un banco con sus escasas pertenencias en lugar de en la que fuera su vivienda habitual. No es un hotel cinco estrellas, pero llegada la noche le alumbrarán todas las estrellas del firmamento. Es posible que tenga que pasar las noches paseando como medida de protección, pero ahora, a pleno día, alejada de la zona turística donde no se lo permitiría, esta señora reposa su vida, su mala estrella y su cansancio a pleno sol, la cabeza a la sombra, pertrechada de sus escasas pertenencias.



En el momento de editar estar líneas, sigo sin saber nada del intríngulis del banco malo; aunque a mi parecer, debe ser bastante más malo que este que aparece en la fotografía de tablas desnudas y sol ardiente.

Polisemia: pluralidad de significados de una palabra o de cualquier signo lingüístico.

23 julio 2013

AUNQUE UN DÍA...


Aunque un día olvidara tu nombre,
aunque llegue el momento
que no sepa engarzar
las sílabas con las que llamarte;
aunque llegue el día
que sólo me comunique
con la mirada perdida
en no sé qué punto del infinito;
aunque —Dios no lo quiera—
me visite ese alemán impronunciable
y borre mi memoria
como lo hiciera un mal virus informático
y haga de mí borrón sin cuenta nueva,
mi piel seguirá el perfume de tu tacto
y te reconoceré
con el mismo instinto
con que un bebé busca el seno materno.

Aunque un día olvidara tu nombre,
olvidara tu físico y tu espíritu;
aunque lo olvidara absolutamente todo,
tú eres el patrimonio indiviso
que atesoro para la eternidad,
corporeidad en la que tan gustosamente
lato y encuentro sentido a mi vida.

Aunque un día olvidara...

22 julio 2013

FAUNA PLAYERA

La playa es una agitación de cuerpos
semidesnudos en el abrasadero
ardoroso e incomprensible;
una exhibición epidérmica
y heterogénea al tiempo que voluntariosa.

En la orilla, los paseantes
que ven y se ofrecen a ser vistos,
con la excusa del ejercicio físico;
por allá, niños con las palas
cavando trincheras para los esguinces
e imaginando atalayas y fortines;
los mozalbetes con sus juegos de pelota
y sus zambullidas esporádicas,
y los menos jóvenes
emulando a Cristiano y a Messi.


En segunda y tercera línea
el tostadero sobre hamacas y toallas:
bustos, muchos bustos,
bustos liberados de la opresión diaria
—algunos en caída libre—
con el ansia del encuentro solaceo;
barrigas cerveceras muy orondas
que obligan a que la cintura
se aloje sobre la pelvis...

Pasan, el del canasto de pasteles
con su oferta golosa
y la marea negra de la mercadería
con lo variopinto de un bazar a cuestas...

La arena está ardiente y el agua fresquita,
un contraste del que participo
siendo uno más entre la fauna playera.

21 julio 2013

ME GUSTAN

Me gustan los poemas
en tanto los escribo,
mientras mascullo y borro
en busca de eufonía,
midiendo o baremando
el peso atómico de un adjetivo
que no figura en la tabla periódica,
el número primo de una estrofa sin rima
o el perímetro de una metáfora.


Me gusta la talla
en tanto sigue siendo piedra
y le arranco esquirlas
buscando sus formas ocultas,
esas que vienen encadenadas
tras cada nuevo acento
del escoplo o el martillo.

Luego;
cuando el poema sube al pedestal
de la letra impresa,
cuando escapa de mis manos
como adolescente que sale
por primera vez sin compañía paterna,
cuando se enseñorea a sí mismos en otras manos
y le pierdo el pulso y el control
y ya no es mío más que en la intimidad;
                                               entonces,
me asalta la duda de lo efímero
hasta verlo enjoyado con la púrpura
de quienes comentan favorablemente.

20 julio 2013

RECORDAR, REVIVIR

A José Mª Gorría Ramos



Recordar es ponerle eco audible a la memoria,
masticar los días pretéritos
 y revivir aquellas páginas
que la historia cubrió con la pátina de los días
y que hoy y siempre fue gozosa.

Nos encontramos en el trabajo;
él  fue quien hizo las presentaciones
en un tiempo en el que crecíamos
llenos de ilusión y sin grandes responsabilidades;
Marbella era aún un incipiente futuro
con más de pueblo entrañable que de ciudad;
luego vino el salto geográfico:
Zarautz, el Cantabrico y su magia,
un tiempo en el que enamorarse de la vida
viviendo sus grandes sabrosuras.
Después vino la larga etapa madrileña
y el vínculo laboral como intermediario,
para finalmente tomar caminos
que nos llevaron a la bifurcación.

Crecí  en paralelo a tu sombra
como enredadera al muro,
y ni la distancia ni la edad
han borrado el lazo que anudamos.

Nos hacemos mayores, José,
cada vez nos quedan menos cumpleaños
que cumplir y celebrar,
pero hoy es el tuyo y no he querido
que se me pase de largo sin detenerme

para darte este abrazo inmaterial en la distancia.

19 julio 2013

RAYARES

Fue hace unos días y quedé muy gratamente sorprendido de la exposición de PedroPeña Gil en el “Cortijo Miraflores”. El Cortijo Miraflores es un espacio municipal de Marbella en el que de forma continuada se pueden ver distintas exposiciones de interés, encuentros y conferencias.


Grandes y medianos formatos con técnicas mixtas sobre metacrilato o laca sobre madera, pero el “rayado” como común denominador en toda la obra. No es fácil ser artista a estas alturas en la que todo está dicho, pero no hay dudas de que Pedro Peña tiene una forma muy peculiar y personal de contar; pero tampoco es fácil ser un simple curioso que se acerca a un museo o sala de exposiciones y es capaz de intelectualizar el mensaje cifrado que trata de comunicar el artista.



Para esta tarea me ha ayudado mucho el texto escrito por A. Labella dando su parecer sobre la obra expuesta, del que quiero extractar algunos conceptos para que aquellos que visiten mi blog puedan sentirse un poco más cercanos a esta obra de Pedro Peña Gil, un artista con un interés muy importante en transmitir algo más que figuras y colores, sino todo un lenguaje de signos que trascienden de su obra.


Para tal fin —explica Labella—, es bueno recurrir al diccionario para desentrañar el significado preciso de los verbos: arañar y arar. Nos habla de raspar, rasgar, herir ligeramente el cutis con las uñas, un alfiles u otra cosa; pero también, hacer rayas superficiales en algunas cosas lisas, como la pared, el vidrio o el metal. Y cómo no, recoger con afán, de varias partes y en pequeñas porciones, lo necesario para algún fin. Todo esto es la base filosófica, el leit motiv que impulsa el concepto técnico de la obra de Pedro Peña Gil, donde rayando, arañando, crea en el primer plano y como incrustado en la epidermis de la obra, una tela de araña cuyo fin último habría que preguntar al artista, pero que en quien observa deja una sensación profunda sobre la que no se puede pasar de puntillas y de forma desapercibida.



Dejo una serie de obras tomadas de la página web de su galería de arte en Marbella, donde podréis contemplar y admirar más ejemplares de los aquí mostrados.


Efectivamente da problemas el enlace; espero que no este otro:
 http://www.galeriadeartepedropena.com/inicio.html


18 julio 2013

LA LUZ DE TU MIRADA

La tarde enrojece
por el poniente
y saca el bisel de acallamiento,
quietud, desconcierto, silencio...
según va echándose sobre los hombros
la capa parda de las sombras.


En la oscuridad,
enmudecen los pájaros
haciendo más rotundos los sonidos
y reverdecen los aromas
a la par que el cansancio
pone acentos esdrújulos.

El jazmín es más fragante
y la dama de noche
anega con su potestad
los sequedales incógnitos
con personalidad inconfundible
y triunfadora.

En la distancia corta,
la luz de tu mirada
como ráfaga deslumbrante
que nubla el protagonismo
de todo lo que late
en presencia o esencia:
tus ojos, faro de mi deriva.

17 julio 2013

RITMO AZUL




Ritmo azul,
la veleidad acompasada del agua
como son incorruptible y armónico
o murmullo de caracola gigante,
tímpano ciclópeo
que oyes el dictado gutural
del Titán Tridentino de los mares.

Melodía de mirada ciega
en el fragor fueguino de la arena ardiente,
brisa opalina;
ondas que redoblan
la cadencia cansina del metrónomo
dilatando el espacio panorámico
hacia un abismo abisal sin límites.

Tu melodía azul, con irisaciones verdosas
y crestas nacaradas,
habla de aventuras y filibusteros,
de fatigas improductivas y exploradores,
de fondos coralinos y salmodias de sirenas.

En la banalidad de un sueño,
la sonoridad incesante de tus besos de agua
como métrica constante de tus idas y venidas.

16 julio 2013

VIRGEN DEL CARMEN

Hoy se celebra el día de la Virgen del Carmen y no tengo más remedio que acordarme de mi amiga, la correntina, María del Carmen Nazer. Hace unos días me comentaba que le gustaría ver unas fotos del mar de Marbella; como es algo impaciente, me urgió y le respondí “todo en su momento”. Hoy, hoy es el día de la Virgen del Carmen, patrona de Marbella, y el momento oportuno de satisfacer su deseo al tiempo que felicitarle por su santo. 

A pesar de no ser día festivo, saldrá la Virgen en procesión a las 6,30 de la mañana hacia el Puerto Pesquero, donde se celebrará una misa en la playa y bendición de las aguas del mar; a las 19 horas irá en procesión marítima hacia el Puerto Banús y regresará sobre las 21 horas al Puerto Deportivo que lleva su nombre, para desde allí seguir en procesión terrestre hasta su parroquia.

Aprovecho para felicitar a todas las María del Carmen, Mari Carmen, Carmen, Carmenchu, Carmina...  a todas un beso y muchas felicidades de todo corazón. Y por descontado a la Santísima Virgen del Carmen.

Altar de Cultos a la Virgen del Carmen en el presbiterio de la Parroquia de la Encarnación

Monumento a la Virgen del Carmen en el Puerto Deportivo





Hotel "El Fuerte", mi primer centro de trabajo a los 15 años


















Después de la misa en la playa, vuelvo a la página para subir algunas fotos.






15 julio 2013

LIBRERÍA DE VIEJO

En el corazón de Marbella
un patio con corazón comunal,
con vocación de ágora
y la mente puesta en las carencias
de los últimos: librería de viejo.


Yo publico en el blog y tengo lectores
que amablemente me comentan;
estos son libros sobados,
sórdidos, con sabor de sorpresa,
—a veces anotados—
antiguos habitantes de incógnitas baldas.


Quienes la atienden no son profesionales
—tal vez ni siquiera lectores—
sino altruistas cooperantes
que en el Marbella del lujo
piensan en los aplastados
de cualquier parte del mundo
y ponen su tiempo y su sonrisa.


En este patio de libros
no hay orden ni consejos;
los inexistentes anaqueles
son tarimas sobre borriquetas
como infraestructura frugal de mercadillo.


Busco y encuentro.
La letra impresa sale a mi encuentro,
a pesar del sobo de páginas desportilladas,
los usos pretéritos y posibles multilecturas.
Sus páginas no huelen a tinta fresca
sino a manos, a muchas manos
con sus características táctiles
y otras tantas emociones.

Rebusco y acabo cargando
con cinco unidades poéticas;
dos señoras, de edad madura,
expendedoras de alegría,
vigilan y velan el producto y sus ventas;
colocan los cinco libros en una bolsa plástica
y me demandan el importe:
“ son cinco euros”
Una limosna aquí; un alivio allá.

13 julio 2013

EL TRAPICHE DEL PRADO

El pasado 11 de julio, en el espacio cultural de FNAC, la asociación Marbella Activa organizó una conferencia dictada por la profesora de Historia Contemporánea de la Universidad de Málaga, Dra. Lucía Prieto Borrego, quien afirmó: “para mí la recuperación del patrimonio histórico de Marbella es una militancia.


El Trapiche del Prado  —molino para extraer el jugo de la caña de azúcar—, fue construido en el siglo XVII y pasó por muchas manos a lo largo de su historia no siempre fácil. En el siglo XVIII pasó a manos de la Inquisición que lo explotó en régimen de arrendamiento. La actividad fabril contaba con la materia prima de los sembrados de cañas de su demarcación y el inconveniente de la escasez de agua para mover la enorme turbina, por lo que a veces se veía obligada a recurrir al tiro animal. A pesar de ello, la actividad se mantuvo hasta el siglo XIX.

Las sucesivas reformas emprendidas en su infraestructura técnica convierten al Trapiche del Prado a principios del siglo XIX en el establecimiento mejor dotado técnicamente de los de su ramo en la Málaga de la caña azúcar. Desde el punto de vista arquitectónico, todavía en pie, aunque con necesidad de una intervención urgente, denota la calidad y firmeza del edificio pensado y preparado una dicha actividad.


La conferencia de la Dra. Prieto fue de sumo interés de los asistentes, personas comprometidas dentro de la mencionada asociación en mantener y preservar el escaso patrimonio industrial de la zona que forma parte indisoluble de la historia de esta ciudad.

CHAPOTEO MARÍTIMO

Paseo por la orilla,
—los pies descalzos—
un columpio de agua
de continuas embestidas
me ofrece la copa espumosa
de sal yodada,
iniciática del baile
con el que celebrar
el húmedo encuentro.

Fotografía de José Antonio Tamayo

Llega acariciando
y se retira como escarbando el suelo
en cada una de sus unidades y partículas:
masaje y vértigo
una misma mixtura
con la que me embriago.

Ladra un perro;
a lo lejos, un vigía de mis pasos
desde algún lugar acusa mi presencia,
pero los rayos nacientes
son un tul que nubla
la panorámica media
con tornasoles bruñidos.

No estoy sólo más que en apariencia;
sé que no estoy solo,
pero el columpio de agua
—con su música de balancín—
y la coda ondulada de mis pensamientos
arrean al centauro que galopa en mi pecho
por los festones líquidos
de encajes furtivos
y van dejando en pos huellas breves
que al poco barre el borrador
de un nuevo empellón de agua marina.

12 julio 2013

REQUIEM POR ANTONIO


Hoy tengo el día oscuro a pesar del sol radiante, posiblemente por haber dormido poco. Me levanté antes de las cinco, escribí un poema como queriendo huir, imaginando que amanecía paseando por la orilla del mar; traté de dormir y no pude. Había pasado el tiempo; puse la tele y aparecieron las primeras noticias: Rajoy se niega a hablar  de los papeles de Bárcenas y su tropa sale en tromba a defenderle; apagué la tele y seguí despierto. Me puse a rezar. Ayer ha fallecido una de las personas indigentes que eran asistidos en Cáritas de San Lorenzo. Se llama Antonio y he llorado por él. Me hubiera gustado estar en Sevilla y haberle visitado en el hospital en su última semana trágica. Estos callejeros son gente auténtica; me veía y se alegraba; me echaba una sonrisa y esperaba el milagro, ser comprendido y aceptado. Ha vivido milagrosamente mucho tiempo con mercadeos de abanicos o calendarios, según la estación, a cuya financiación  hemos ayudado con microcréditos que casi nunca podía devolver y ha muerto en la UCI del hospital solo y no tendrá entierro. Su cuerpo, sin medios que sufraguen el  enterramiento, quedará al servicio de la ciencia en la Facultad de Medicina. Posiblemente esta sea la causa de mi desvelo. El ha dado cuanto tenía: se ha dado a sí mismo ¡Descanse en paz! Uno más, uno menos.

11 julio 2013

MAR AZUL

Mar azul
bañándome los pies,
todo amplitud
hasta el horizonte;
balcón panorámico,
cabriola, caballo bayo
de crines de plata
surcando vientos,
estremeciendo emociones...


Entre las manos,
una fábula novelada
salpimentada de arena,
una historia que quiere escapar
de las páginas de rústica
que quiere levar ancla
y zarpar
para adentrarse
en la fabulada sima de la Atlántida.

Mar azul
bañándome los pies,
y la imaginación náufraga
en el horizonte.

10 julio 2013

SANFERMINES

El mes de julio, a pesar de tiempo vacacional, tiene para mí dos acontecimientos televisivos de primera magnitud: el Tour de Francia y los Sanfermines. Cada mañana, desde el previo a las 7,30, me quedo aguardando con atención suma los encierros pamplonicas porque ver correr los toros desde el corral hasta la plaza de toros es un espectáculo que nunca quiero perderme.

En la cuesta de Santo Domingo, por tres veces, antes de que suene el chupinazo que abre el portón de salida, los mozos entonan un cántico de encomienda al santo para que les proteja con su capotillo milagroso.

San Fermín bendito
por ser nuestro patrón
nos guíe en el encierro
dándonos su bendición

Es uno de los espectáculos más breves, tan solo dos minutos y medio por regla general y puede llegar a los cuatro o cinco si las circunstancias son adversas, pero un espectáculo intenso que concita a ciudadanos de toda España y del mundo entero. Para aquellos que no conozcan esta fiesta, tan divulgada por Ernest Hemingway para el mundo angloamericano, os dejo una bella fotografía de mi amigo Isidoro Lara.


09 julio 2013

EL MELERO Y LA MELERA

 A Isa y Antonio con todo mi afecto


El melero y la melera,
se afanan con gran esmero,
—cual la vieja tradición—
sin caer en desespero
para sacar con prudencia
los panales correosos
de gran valor nutritivo
y suculenta excelencia.
Pertrechados de sombreros,
antifaz y cota de malla,
el sahumerio en la diestra
mientras sustraen los panales
como si en el menester
fueran dos viles canallas.
El melero y la melera,
—estribaciones de Gredos—
abarrotan su alacena
y hasta la dan a probar
al infame denunciante
que esto quiere publicar.
¡Oh dulzor de maravilla!
¡Oh nutriente excepcional!
¡Oh luz que a los ojos brilla!
¡Ah, del melero Antonio!
¡Ah, de la dulce Isabel
toledanos del Real!
Ni en Marbella ni en Sevilla
probé jamás una miel
como la que degusté
cuando en Madrid fue el encuentro
y oculto como un obsequio
me quisiste sorprender.
Hoy doy fe públicamente
de lo que allí aconteció,
y lo mucho que gustó
aunque nos supiera a poco;
pues ya se sabe de cierto,
que aquel que da lo mejor,
por abundante y rumboso
nunca será suficiente
para el mezquino goloso.
¡Pardiez, melero Antonio!
¡Pardiez, melera Isabel
Recojed esta letrilla
como el que aventa la trilla
y mete en sacos la mies.

08 julio 2013

MAÑANA

“Mañana;
tal vez mañana”.
Mañana será el día
o seguiré esperándote
como el viernes
o como el martes pasado
o el jueves, ¡qué más da!

Un día se acabarán las hojas
de nuestro calendario
incinerados de impaciencia,
pero seguiremos instalados en la espera
en esa tregua indecisa
e indefinida que nunca llega
y amenaza con desesperanza rota.

Fotografía de Daniel Picart

Mañana;
un nuevo plazo,
mientras mis pasos se placean
y gastan suela agónica
dando vueltas a la noria
de tus caprichos,
para que finalmente me repitas:
“mañana;
Tal vez mañana”;
mientras sangran las griegas
de mis labios resecos
por un ahora sin más esperas.

07 julio 2013

INFANCIA INCOMPLETA




En mi memoria de niño,
el río era un anhelo insatisfecho
por la prudencia de mi madre
y la nieve un par de ocasiones memorables
con las que romper la norma;
el parque infantil era las eras
cuando la trilla dormía
el sesteo silente en el granero
las tardes ociosas de la estación lasa,
cuando el día es anchuroso
y la noche angosta y sobresaltada 
como una pesadilla;
en las papilas,
el sabor a pan de leña;
en las fosas nasales,
polvo de tiza, mantequilla de los americanos,
leche en polvo y canciones patrias.

En mi memoria de niño,
la forja del presente.